•  |
  •  |
  • Edición Impresa

El campo atacado pertenece a las Fuerzas de Defensa Nacional (FND), una milicia favorable al régimen de Damasco, precisó a la AFP un responsable de esa fuerza.

Desde el inicio de la guerra en Siria, en 2011, Israel llevó a cabo numerosos ataques contra objetivos en territorio sirio.

El Ejército israelí, consultado en Jerusalén, se negó a comentar la información.

“El ataque israelí apuntó al campo Al Fawwar de las FDN en Quneitra. Hay tres mártires y dos heridos”, dijo el responsable que no pudo precisar si se trataba de un ataque aéreo o de artillería.

El viernes, el ejército israelí afirmó haber atacado posiciones militares sirias en la localidad de Quneitra en represalia a tres disparos de obús provenientes de su vecino del norte, caídos en la parte del Golán ocupada por el Estado hebreo.

Los disparos desde uno y otro bando no habían causado víctimas. Una portavoz militar israelí había indicado que se trataba “muy probablemente de disparos perdidos, consecuencia de combates internos en Siria”.

Los disparos perdidos de mortero provenientes desde Siria son frecuentes en el Golán.

Antes de que estallara la guerra en Siria, el límite que separa los territorios controlados por Tel Aviv y Damasco en el Golán era considerado como relativamente calmo.

Israel sigue muy de cerca lo que sucede en Siria, en donde el régimen de Damasco recibe el apoyo de dos enemigos del Estado hebreo: Irán y el Hezbolá libanés.

Los últimos años Israel reconoció haber bombardeado convoyes de armas en Siria destinadas al Hezbolá.

El 17 de marzo, Israel y Siria protagonizaron el incidente más grave desde 2011. La Fuerza Aérea israelí bombardeó en Siria un convoy de armas “sofisticadas”, presentando al Hezbolá como el destinatario.

El ataque provocó una respuesta del Ejército sirio que disparó un misil en dirección de Israel, que fue interceptado.