•  |
  •  |
  • Edición Impresa

Corea del Sur anunció el desarrollo exitoso de un nuevo  sistema  de  radar  para detectar  la  artillería  norcoreana desplegada en la frontera, considerada uno de los mayores peligros que encara su población civil en caso de conflicto con el país vecino.

El sistema, llamado Radar de detección antiartillería II, estará operativo a partir de 2018, según anunció este lunes en un comunicado el programa de adquisición de defensa surcoreano (DAPA), que asegura que cuenta con un “rango de detección mejorado”.

El ejército de Corea del Sur cuenta actualmente con el sistema Arthur-K, desarrollado por la sueca SAAB, para detectar las posiciones de la artillería de Corea del Norte, con quien permanece técnicamente en guerra desde hace casi 70 años.

Al Arthur-K se sumará este sistema fabricado enteramente por Corea del Sur desde 2011 con un coste de unos 54,000 millones de wones (unos 47 millones de dólares).

Este dispositivo puede detectar la posición de la artillería enemiga a más de 60 kilómetros de distancia, frente al rango de 40 kilómetros del sistema sueco.

El nuevo radar, equipado sobre un camión, está planteado para identificar el punto de lanzamiento de ataques con mortero, obuses o cohetes y enviar la información a las unidades de artillería para que contraataquen “de manera casi inmediata”, según el texto de DAPA.

Corea del Norte tiene gran cantidad de artillería desplegada en la frontera intercoreana, y se la considera la principal amenaza para el llamado “Gran Seúl”, que aglutina la capital surcoreana y sus ciudades dormitorio junto a la divisoria y suma unos 20 millones de habitantes (casi la mitad de la población del país).