•   Bagdad, Irak  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Miembros del grupo yihadista Estado Islámico (EI), haciéndose pasar por integrantes de las fuerzas de seguridad iraquíes, “ejecutaron” al menos a 15 civiles que los acogían con alegría en el centro de Mosul, indicaron este martes fuentes oficiales.

Vestidos con uniformes de la policía, los yihadistas entraron el lunes en este sector de la ciudad, y pretendiendo ser miembros de las fuerzas federales comenzaron a tantear la reacción de los vecinos sembrando el miedo entre éstos, declaró el comandante conjunto de las operaciones y un responsable local.

Por otro lado, las fuerzas paramilitares progubernamentales indicaron este martes haber lanzado una nueva ofensiva en el norte de Irak para arrebatar al grupo yihadista Estado Islámico (EI) el sector de Hatra, donde se encuentra la ciudad antigua inscrita en el Patrimonio Mundial de la UNESCO.

Se trata de una nueva etapa en las operaciones militares lanzadas a finales de octubre al oeste de Mosul por el Hashd al Shaabi (Movilización Popular), que reúne a los grupos paramilitares dominados por las milicias chiitas apoyadas por Irán.

Paralelamente a la ofensiva de las fuerzas iraquíes en la segunda ciudad del país, estas milicias intentan recuperar la ciudad de Tal Afar, al oeste de Mosul, y los sectores desérticos que se extienden hasta la frontera siria.

“Las fuerzas de Hashd al Shaabi lanzaron la operación (...) con el objetivo de liberar Hatra y los sectores vecinos”, indicó esta organización en un comunicado.

En abril de 2015, el EI publicó un vídeo que mostraba a sus combatientes destruyendo las esculturas de las paredes de un edificio. La extensión del daño causado por los yihadistas en Hatra no está clara.

Esta ciudad antigua, inscrita en el Patrimonio Mundial de la UNESCO en 1985, fue construida en el siglo II o III a. C., y se convirtió en un gran centro religioso y comercial bajo el imperio persa de Partia.