•   La Habana, Cuba  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Fotografías y pancartas en memoria de Fidel Castro y el Che Guevara marcaron la marcha del Primero de Mayo en la capital cubana, una celebración festiva sin reivindicaciones laborales que este año estuvo dedicada a los jóvenes, relevo de la Revolución que lideraron esos dos guerrilleros.

Con la pancarta que rezaba el lema “Nuestra fortaleza es la unidad”, estudiantes universitarios fueron los encargados de abrir el desfile en la Plaza de la Revolución de La Habana, con Raúl Castro en la tribuna, vestido de uniforme militar en su último Día del Trabajador en el cargo de presidente del país.

El desfile comenzó puntal, a las 7:30 hora local, momento en el que un opositor se adelantó a la marcha corriendo con la bandera de Estados Unidos, aunque rápidamente se lo llevaron por la fuerza agentes de la seguridad y el acto continuó sin contratiempos. Según 14ymedio, portal de la opositora Yoani Sánchez, el sujeto había sido detenido hace un año por un gesto parecido al arribo del primer crucero de Estados Unidos después de medio siglo. 

Las autoridades no suelen pronunciarse sobre este tipo de incidentes.

El desfile de este año es el último de Raúl Castro como presidente, ya que está previsto que deje la presidencia del país el 24 de febrero de 2018 —aunque permanecerá como primer secretario del Partido Comunista hasta 2021—, lo que abrirá una etapa de transición y de relevo político en un país que sigue gobernado por la generación histórica de la Revolución. 

RECORDANDO A FIDEL

En el único discurso del acto, el secretario general de la Central de Trabajadores de Cuba (sindicato único), Ulises Guilarte, recordó al “invicto e inolvidable” Fidel Castro, quien sintetizó el concepto de Revolución en el desfile del Primero de Mayo de 2000, mensaje al que más de 6 millones de cubanos juraron lealtad tras su muerte, el pasado 25 de noviembre a los 90 años.

“Al refrendarlo tras su pérdida física, los cubanos lo han convertido en juramento de fidelidad a su legado con la decisión inquebrantable de continuar la construcción de una nación soberana, independiente socialista, democrática, próspera y sostenible”, afirmó Guilarte, miembro del Buró Político del Partido Comunista.