•   Astaná, Kazajistán  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Rusia, Turquía e Irán acordaron hoy crear zonas seguras en Siria, durante las negociaciones sobre el alto el fuego celebradas en Astaná con participación de representantes del Gobierno de Damasco y de parte de la oposición armada.

"Como resultado (de la cuarta ronda de negociaciones sobre el alto el fuego), los países garantes han aceptado firmar el memorándum para crear zonas de rebaja de tensión en Siria", dijo el ministro de Asuntos Exteriores de Kazajistán, Kayrat Abdrajmánov.

Dos miembros de la delegación opositora abandonaron la reunión plenaria en protesta por la presencia de Irán como país garante, mientras que la mayor parte del resto de los opositores asistieron a la firma del documento. 

"Irán no tiene derecho a firmar este documento, porque es un país agresor", gritó uno de ellos en árabe en plena intervención de Abdrajmánov, según pudo constatar Efe.

Ya tras la firma del memorando, el jefe de la delegación gubernamental siria en Astaná, Bashar Al Jafaari, dijo a Efe que el desplante de los dos miembros de la oposición "no tiene mayor importancia" y sus acusaciones contra Irán son "pura habladuría".

El jefe de la diplomacia kazaja anunció que la quinta ronda de negociaciones en Astaná se celebrará a mediados del próximo mes de julio, mientras que las consultas previas a esa cita tendrán lugar en Ankará.

El representante especial de la ONU para Siria, Steffan de Mistura, participa en las conversaciones para apoyar los esfuerzos que buscan consolidar el alto el fuego.

Los países del Consejo de Seguridad de la ONU han reiterado recientemente que Ginebra se mantiene como el centro de las negociaciones políticas para poner fin al conflicto sirio, mientras que en Astaná se discuten aspectos de orden militar.