•   Colombia  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Disidentes de las FARC secuestraron en Colombia a un funcionario de la ONU justo cuando el Consejo de Seguridad de este organismo internacional cumple desde este jueves una visita al país en respaldo del proceso de paz con esa guerrilla.

Una delegación gubernamental viajó al sitio en el sureste del país donde “ha sido retenido un miembro de Naciones Unidas por parte de la disidencia de las FARC”, durante una gira para promover la sustitución de cultivos ilícitos, informó el presidente Juan Manuel Santos, que implementa con apoyo de la ONU un acuerdo para superar medio siglo de conflicto interno.

“Espero que esté con nosotros en muy poco tiempo”, afirmó el mandatario en una alocución televisada desde la presidencial Casa de Nariño, tras una reunión con el Consejo de Seguridad en la que analizó la implementación del pacto sellado en noviembre.

Rechazan secuestro

El Sistema de las Naciones Unidas en Colombia rechazó el secuestro del funcionario de la oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (Onudc), cuya identidad no reveló, ocurrido la víspera en el departamento del Guaviare.

“Estamos trabajando con las autoridades competentes para su liberación inmediata y segura”, indicó en el comunicado al exigir su pronta entrega.

El director del grupo antisecuestros de la Policía, el general Fernando Murillo, dijo a AFP que se encuentra “atendiendo la situación” en el municipio de Miraflores, próximo a la zona del secuestro.

Colombia, principal cultivador mundial de coca, con 96,000 hectáreas de sembradíos, y mayor productor de cocaína, con 646 toneladas en 2015, según la ONU, apuesta a implementar el acuerdo de paz para combatir el narcotráfico y generar desarrollo en zonas cocaleras.

Las marxistas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) firmaron en noviembre un pacto con Santos, Nobel de Paz por sus esfuerzos de pacificación. En cumplimiento del acuerdo, los rebeldes preparan el tránsito a la legalidad de unos 7,000 combatientes.