•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, aseguró que las negociaciones sobre el brexit serán “imposibles” si la Unión Europea (UE) y el Reino Unido empiezan a “discutir” antes del inicio de las conversaciones sobre la salida de Londres del club comunitario.

“Estas negociaciones ya son bastante difíciles por sí solas. Si empezamos a discutir, incluso antes de que hayan empezado, resultarán imposibles”, afirmó el político polaco en una comparecencia ante la prensa posterior a su encuentro con la primera ministra de Noruega, Erna Solberg.

Tusk pidió “discreción, moderación, respeto mutuo y un máximo de buena voluntad” a ambas partes para que las negociaciones sean exitosas.

“Las apuestas están demasiado altas como para permitir a nuestras emociones descontrolarse porque en juego están las vidas diarias e intereses de millones de personas a ambos lados del Canal. Debemos tener en mente que para tener éxito necesitamos hoy discreción, moderación, respeto mutuo y un máximo de buena voluntad”, explicó.

En ese contexto, y tras el encuentro con la mandataria noruega, anunció que el club comunitario mantendrá un diálogo “cercano” con Oslo durante el proceso de salida de Londres de la Unión porque “eso hacen los socios”.

Declaró que es “más importante que nunca tener un socio fuerte y cercano como Noruega”, país del cual destacó la similitud de sus valores con los europeos y la posibilidad de trabajar de forma conjunta en “desafíos europeos comunes”, incluidos las relaciones con Rusia, el conflicto de Ucrania, la cooperación en seguridad y la OTAN, así como la energía y el clima.

CAMBIO CLIMÁTICO

A la espera de que Estados Unidos confirme su “compromiso para un mejor medioambiente, incluida la lucha contra el cambio climático en línea con el Acuerdo de París”, subrayó que hay “muchas formas” en las que los países pueden contribuir a esa “lucha” y agregó que dependen de las “decisiones nacionales”.

“El ejemplo noruego debería servir de estímulo a nuestros amigos americanos, dado que el desafío climático al cual todos nos enfrentamos solo se puede abordar mediante una acción global común”, declaró el presidente del Consejo Europeo, tras destacar las políticas energéticas del país nórdico.

En cuanto a la primera ministra de Noruega, resaltó la conexión entre la Unión Europea y Oslo por la pertenencia del estado escandinavo al Espacio Económico Europeo y, en ese sentido, afirmó que su nación quedará afectada por el  brexit.

Minutos antes, la alta representante de la Unión para Política Exterior, Federica Mogherini, se había reunido con el ministro noruego de Asuntos Exteriores, Borge Brende, para abordar la situación de la economía palestina, en el marco de la Comisión de Enlace Ad Hoc.

La política italiana instó a reanudar las conversaciones de paz entre Israel y Palestina y llamó a terminar con las “tendencias negativas” entre los dos territorios.