•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Estudiantes universitarios se enfrentaron este jueves con la Policía en una nueva jornada de protestas contra el presidente Nicolás Maduro, que dejan ya 33 muertos en poco más de un mes.

Un día después de violentos choques en los que murieron un manifestante y un policía, y otros dos civiles resultaron gravemente heridos, cientos de estudiantes intentaron marchar hacia el Ministerio de Interior, pero la Policía se los impidió.

Lea: Mujeres venezolanas marcharán a Ministerio de Interior contra la "represión"

Los disturbios se produjeron en la Universidad Central de Venezuela (UCV, pública), la principal del país, donde los agentes antimotines lanzaron bombas lacrimógenas que un grupo de jóvenes encapuchados respondió con piedras y cócteles molotov.

“Somos estudiantes, no somos terroristas”, gritaban manifestantes a los uniformados que bloquearon una de las principales entradas a la universidad con camiones blindados.

Los estudiantes -entre los más confrontativos en las marchas- organizaron debates en la UCV y en otras universidades del país, y luego salieron a las calles para rechazar una Asamblea Nacional Constituyente que convocó Maduro y exigir su salida del poder.

Un grupo llegó a la Conferencia Episcopal, donde entregaron un mensaje a la Iglesia y al papa Francisco, quien ha expresado preocupación por la violencia.

“El mensaje al Papa: nos están matando, es una dictadura. Que la Iglesia se sume a las movilizaciones”, dijo Santiago Acosta, de la privada Universidad Católica Andrés Bello, al entregar la misiva.

El diputado opositor Manuel Olivares, quien participó en la concentración, reportó una treintena de lesionados, ninguno de gravedad.

En tanto, la Fiscalía investiga el asesinato a tiros (este jueves) del dirigente estudiantil José López, cuando participaba en una asamblea en una universidad del estado Anzoátegui (norte). 

Más: Diputados opositores denuncian represión y saqueos en centro de Venezuela

El Ministerio Público no precisó si dicha asamblea está relacionada con las protestas de este jueves, y tampoco incluyó a López en la lista de fallecidos por las manifestaciones iniciadas el 1 de abril.

Impedir salida de OEA

El Parlamento de Venezuela, controlado por la oposición, presentó este jueves ante la Organización de Estados Americanos un alegato para impedir la salida del país del bloque regional, como había decidido el presidente Nicolás Maduro.

El presidente de la Asamblea Nacional, el diputado opositor Julio Borges, entregó personalmente al secretario general, Luis Almagro, “documentos aprobados de manera unánime por el Parlamento venezolano que frenan y que impiden que Venezuela pueda salirse de la Organización de Estados Americanos”.

“Esto pararía el reloj de los dos años”, dijo el legislador a periodistas tras la reunión, en referencia al plazo fijado en la Carta de la OEA para el completo retiro de un país de la organización.

Almagro no ofreció declaraciones y la OEA no explicó de qué manera la nueva documentación afectará el proceso de salida de Venezuela, que Maduro inició formalmente el pasado viernes.

Pero fuentes del ente multilateral dijeron que los argumentos del Parlamento deberán ser incluidos en un examen interno sobre la decisión de Venezuela, que no tiene precedentes.

La documentación presentada por Borges incluía un decreto aprobado por la mayoría opositora del Parlamento y soporte legal para rechazar la salida de Venezuela de la OEA, y fue entregada tanto a Almagro como al Consejo Permanente, el órgano de decisión de los 34 países que son miembros activos de la organización.

Salud de Leopoldo

Mientras Almagro, exigió al gobierno venezolano dejarlo visitar al encarcelado líder opositor Leopoldo López, tras una ola de rumores de que había muerto.

“Exijo visitar a @leopoldolopez amparado en los compromisos que #Venezuela tiene vigentes con el Sistema Interamericano de DDHH”, expresó Almagro en Twitter. 

Las redes sociales difundieron la noche del miércoles una avalancha de mensajes sobre el supuesto traslado de López “sin signos vitales” a un hospital desde la prisión militar de Ramo Verde (cerca de Caracas) donde cumple desde 2014 una condena de 14 años.

Más tarde, el diputado y vicepresidente del partido oficial PSUV, Diosdado Cabello, difundió en su programa de televisión un video como prueba de vida del líder opositor, grabado en su celda.

“Me informan este es un mensaje de fe y de vida para mi familia. Hoy es 3 de mayo, son las nueve de la noche”, dice López en el video, difundido en el programa de televisión.

Pero su esposa, Lilian Tintori, quien se trasladó desde la noche a la prisión para exigir una prueba de vida, denunció este jueves que el video “es falso”. 

“El video de la dictadura es falso. La única fe de vida que vamos a aceptar es ver a Leopoldo”, escribió en Twitter.

Es absolutamente improbable que el gobierno venezolano permita la visita de Almagro, a quien llama un “triste malhechor”, al país y más aún a López. 

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus