• Caracas, Venezuela |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El primer vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (Psuv), Diosdado Cabello, dijo ayer que el gobernador del céntrico estado Miranda, Henrique Capriles, habla de un supuesto descontento en las fuerzas armadas y sobre detención de soldados para dar ánimo a la oposición.

“Capriles es rolitranco de (un gran) bolsa, no tiene ni la más mínima idea de lo que ocurre en un cuartel, no tiene la más mínima idea de cómo piensa un soldado, no tiene la más mínima idea de lo que ocurre paredes adentro de un cuartel”, dijo a través del estatal VTV desde una concentración chavista en el centro de Caracas.

Cabello aseguró que la detención de 85 oficiales de diferentes componentes militares que denunció Capriles el pasado viernes era “mentira”, y resaltó que la oposición hace este tipo de afirmaciones para “darse ánimo” porque, a su juicio, los opositores están “cada día más disminuidos en la calle”.

Lea: Jefe de la OEA vuelve a la carga y critica tribunales militares en Venezuela

El 5 de mayo Capriles aseguró que más de mil militares han manifestado su intención de renunciar a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB) por estar supuestamente “descontentos” con la situación actual, pero que no se les permite la baja.

El dirigente opositor dijo en una rueda de prensa que esta información la recibía de fuentes del sector castrense y de familiares de los militares implicados.

Ese mismo día, Capriles señaló que a varios generales se “les obligó” mediante “coacción” a grabar vídeos expresando su apoyo al presidente Nicolás Maduro, y responsabilizó al ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, y al titular de Interior y Justicia, Néstor Reverol, por estas acciones. Diosdado Cabello

Sin embargo, el ministro de Defensa aseguró en una entrevista exclusiva con Efe que este dato es “totalmente falso”.

Desde hace más de un mes en Venezuela ha surgido una serie de manifestaciones en contra y a favor del Gobierno y, algunas de ellas han terminando en hechos violentos que han causado 37 muertos y centenares de heridos.

Oposición venezolana sale a la calle a formalizar rechazo a Constituyente

Fuerzas antimotines impidieron ayer, con bombas lacrimógenas, una marcha de miles de opositores que pretendía llegar al centro de Caracas en rechazo a una Asamblea Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro, quien enfrenta una ola de protestas que en casi 40 días deja 36 muertos.

Jóvenes manifestantes encapuchados respondieron a las fuerzas de seguridad con piedras y cohetes explosivos, en choques que se registraron en varios puntos del este de Caracas, mientras que también ocurren enfrentamientos en los estados Mérida, Lara y Zulia (oeste). Varios han resultado heridos o lesionados.

La Mesa de la Unidad Democrática (MUD) llamó a sus seguidores a marchar hacia el Ministerio de Educación para exponer las razones por las que se opone a la Constituyente, tras decidir ausentarse de una reunión en el palacio presidencial de Miraflores, donde el Gobierno discute la iniciativa con sectores políticos.

En Miraflores, el ministro de Educación, Elías Jaua, delegado por Maduro para impulsar la Constituyente, pidió a la MUD reflexionar. “Están abiertas las puertas (...) el camino es el diálogo”, instó en el encuentro con partidos políticos.

REUNIONES SIN OPOSICIÓN

Pese al tajante rechazo de la oposición, el Gobierno prosigue sus reuniones con sectores sociales para promover la Constituyente, con la que según sus adversarios busca eludir elecciones libres de una “verdadera democracia”.

También: Oposición se niega a reunirse con Maduro

Más del 70% de los venezolanos, según encuestas privadas, rechaza la gestión de Maduro, cansados del colapso económico que genera una severa escasez de alimentos y medicinas, y la inflación más alta del mundo, que llegaría a 720% en 2017 según el FMI.