•   París, Francia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Siria fue el único país en el que los franceses residentes en el extranjero dieron el triunfo a la ultraderechista Marine Le Pen, que perdió ampliamente las elecciones presidenciales del domingo ante el socioliberal Emmanuel Macron.

Según informó hoy el Ministerio de Exteriores, la participación fue del 46 % entre los 1,3 millones de nacionales inscritos en las listas electorales de los consulados de los cerca de 150 países en los que Francia tiene representación.

Así, los 600.000 electores franceses en el extranjero que participaron eligieron ampliamente a Macron, con un 89,31 % de los votos, frente al 10,69 % de Le Pen.

Este triunfo fue mucho más amplio que el que logró Macron en territorio francés, donde consiguió casi el 66 %.

Aunque la derrota de Le Pen en el extranjero es inapelable, la ultraderechista venció entre los votantes franceses que residen en Siria.

Allí recabó el 64,29 % de los sufragios, frente al 35,71 % de Macron, en una votación en la que solo participaron nueve inscritos de un total de 807.

Dos de los países que aportaron más votos al presidente electo son especialmente simbólicos: Estados Unidos, donde ganó el pasado noviembre Donald Trump, y el Reino Unido, que votó en 2016 en favor de abandonar la Unión Europea (UE).

En Estados Unidos, Macron logró 46.798 sufragios (92,26 % de los votos) y en el Reino Unido 45.668 (95,12 %).

En otros países europeos, el candidato socioliberal arrasó y ganó en Alemania con el 95,02 % (43.432 votos); en Bélgica, 37.960 (88,46 por ciento); en España, con el 87,63 % de los sufragios (23.896), y en Italia con el 84,27 % (10.613).

Pero fue la vecina Suiza, que no pertenece a la UE, el país que dio más votos a Macron, 54.720 (85,51 %).

Sumando el extranjero y el territorio francés, Macron obtuvo la victoria en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales con el 66,10 % de los votos, frente al 33,90 de Le Pen

La abstención, la más alta desde 1969, fue del 25,44 % y los votos en blanco y nulos registraron también un récord, el 11,47 % de los sufragios depositados.