•   Santiago, Chile  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente Evo Morales pidió este miércoles al papa Francisco interceder por la libertad de nueve funcionarios aduaneros bolivianos, entre ellos dos militares, detenidos hace 50 días en Chile acusados de robo de mercancía.

"Ruego interponer sus buenos oficios para la pronta solución de este caso, que en justicia debe concluir con la liberación de los 9 funcionarios", detenidos desde la penúltima semana de marzo, escribió Morales.

Lea: Evo Morales sufre cuadro viral, sinusitis e infección en cuerdas vocales

Los bolivianos se encuentran en la cárcel de Alto Hospicio, en la región de Iquique, al norte de Santiago, a la espera de un juicio, mientras el gobierno boliviano despliega una intensa gestión política y jurídica para su liberación.

Chile los acusa de robar en su territorio un camión con productos y la intención de robar otro más, mientras que La Paz señala que estos detenidos realizaron en suelo boliviano un operativo de lucha contra el contrabando. Imágenes difundidas por el gobierno muestran a contrabandistas atacando a los funcionarios.

Morales, en la misiva, acotó que "consideramos esencial el envío de un delegado de la Santa Sede que verifique en Iquique, Chile, la situación de los nueve detenidos y el resguardo de sus derechos humanos".

Al envío de la carta le preceden otros hechos que han motivado un nuevo clima de tensión bilateral.

Santiago negó la visa de ingreso a los presidentes del Senado, Alberto Gonzales, y de Diputados, Gabriela Montaño, quienes pretendían llegar hasta el penal de Alto Hospicio para visitar a sus connacionales.

Además, el gobierno boliviano decidió movilizar militares de élite a la frontera con Chile para ayudar en la lucha contra el narcotráfico y contrabando, en una región vulnerable a ambos delitos. La presidente de la Aduana, Marlene Ardaya, dijo que su par chileno se niega a hacer operaciones conjuntas en la zona.

Acerca de las tropas de élite, el canciller chileno Heraldo Muñoz respondió en Santiago que es "una acción delicada" la medida boliviana, aunque señaló que su vecino es soberano para hacerlo.

Ambos países carecen de relaciones diplomáticas plenas desde 1978 y se demandaron mutuamente ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya: Bolivia por una salida soberana al mar, que perdió en una guerra a fines del siglo XIX, y Chile que reclama por el uso de las aguas fronterizas del Silala.