• Washington, Estados Unidos |
  • |
  • |
  • AFP

El presidente estadounidense Donald Trump advirtió el viernes al exdirector del FBI James Comey, a quien destituyó sorpresivamente el martes, que no debe hacer revelaciones a la prensa.

“¡James Comey mejor espera que no haya 'cintas' de nuestras conversaciones antes de que él comience a (hacer) filtraciones a la prensa!”, escribió Trump en una serie de 'tuits' matutinos en los que fustigó a sus críticos y a la prensa por sus reacciones al despido de Comey.

El presidente había indicado el jueves en una entrevista con la cadena NBC que había tenido dos conversaciones telefónicas y otra en una cena con Comey, durante las cuales le había preguntado si había una investigación contra él por una supuesta colusión con Rusia, lo que puede alimentar sospechas de injerencia o intimidación..

“Se lo pregunté”, dijo Trump en entrevista con la NBC, en la que alude a dos conversaciones telefónicas.

“Le pregunté: Si es posible ¿puede decirme si hay una investigación sobre mí? Respondió que no había investigación sobre mí”, explicó el presidente, aludiendo a las investigaciones en curso sobre vínculos entre allegados de Trump y Rusia durante la campaña electoral de 2016.

El FBI investiga desde el verano boreal pasado las injerencias rusas en la campaña presidencial de Estados Unidos de 2016, y sobre una eventual coordinación entre miembros del equipo de campaña de Trump y Rusia.

Trump provocó el martes un verdadero terremoto político al despedir a Comey alegando insatisfacción por la forma en que condujo una investigación sobre los correos electrónicos de Hillary Clinton cuando era secretaria de Estado.

Comey era también responsable de una de las varias investigaciones abiertas sobre las alegadas tentativas de Rusia de influenciar en las elecciones.

Trump le exigió “lealtad” a Comey y éste le ofreció “honestidad”, según NYT

Trump le exigió al exdirector del FBI James Comey “lealtad” cuando llegó en enero a la Casa Blanca, pero éste tan solo le ofreció “honestidad”, algo que podría haberle costado el cargo este martes, según publicó hoy el periódico The New York Times.

Sucedió durante una cena privada una semana después de la toma de posesión del 20 de enero, según explicó Comey a algunos de sus colegas, que tras su despido hablaron bajo condición de anonimato con el rotativo neoyorquino.

James Comey, exdirector del FBI. AFP/ENDEn un punto de la conversación, después de que Trump alardease de su victoria en las elecciones y de las “multitudes” que reunía en sus mítines, el presidente le pidió a Comey que le “jurase lealtad”.

Éste rechazó esa petición y, en su lugar, le prometió que siempre sería “honesto" con él, pero insistió en que no sería “de fiar” en el sentido político del término.

Además: La investigación sobre las conexiones rusas, el detonante

Insatisfecho con la respuesta, Trump le instó hasta dos veces más a jurarle lealtad, pero Comey no cedió, siempre según la versión del exdirector del FBI.

Comey cree ahora que esa cena fue “un presagio de su caída”, según el The New York Times.

De interés: Todo sobre las investigaciones del FBI

Una portavoz de la Casa Blanca, Sarah Huckabee Sanders, dijo al rotativo neoyorquino que la versión del exdirector del FBI no es un “relato preciso” de lo que sucedió en la cena y que el presidente nunca le exigiría “lealtad personal”, sino lealtad al pueblo y a la patria.