• |
  • |
  • Edición Impresa

El papa Francisco declaró el sábado que esperaba poder entenderse con el presidente estadounidense Donald Trump, a quien recibirá el 24 de mayo en El Vaticano, asegurando que nunca “juzga a una persona sin antes escucharla”.

Preguntado en el avión en el que regresaba de Portugal, el Papa no quiso abordar los temas sobre los que está en desacuerdo con Trump, pues ambos tienen posiciones muy diferentes sobre cuestiones como el cambio climático o las migraciones.

“Nunca juzgo a nadie sin escucharla. Creo que no se puede hacer eso. Diré lo que pienso, él dirá lo que piensa”, apuntó.

“Siempre (hay) puertas que no se han cerrado”, insistió, explicando que su método era “buscar las puertas que al menos están un poco abiertas, entrar y hablar de cosas comunes e ir hacia adelante, paso a paso”.

Donald Trump visitará El Vaticano en el marco de su primer viaje al extranjero como presidente, que lo llevará a Arabia Saudí e Israel, después, a Bruselas y de nuevo a Italia, para la cumbre del G7 en Taormina (Sicilia).

Al ser preguntado sobre Trump en febrero de 2016, cuando este todavía era candidato a las primarias republicanas, el Papa afirmó que “una persona que quiere construir muros y no puentes no es cristiana”.