• Washington, EE.UU |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Las medidas migratorias del presidente de EE. UU., Donald Trump, han permitido el arresto de 41,318 inmigrantes que viven o se sospecha que viven en el país de manera irregular, lo que refleja un aumento del 37.6% con respecto al mismo periodo del año anterior.

Los arrestos se produjeron durante cien días, concretamente entre el 22 de enero y el 29 de abril de este año, informó en un comunicado el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE), encargado de hacer cumplir las leyes migratorias en Estados Unidos.

La agencia atribuye el incremento de arrestos directamente a las órdenes ejecutivas proclamadas por Trump para reforzar la seguridad fronteriza y acabar con las prioridades de deportación establecidas por el expresidente Barack Obama para enfocarse en la expulsión de criminales antes que en las familias.

“Estas estadísticas reflejan el compromiso de Trump para hacer cumplir nuestras leyes de inmigración de manera justa y uniforme”, dijo en un comunicado el director interino del ICE, Thomas Homan.

Cerca del 75% de los arrestados durante esos cien días de este año son criminales, que han sido condenados por diversos crímenes, desde homicidio hasta abuso sexual pasando por delitos relacionados con el tráfico o posesión de drogas, según detalla el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas.

Primeros 100 días

Desde el 22 de enero, dos días después de que Trump tomara posesión de la Presidencia, la ratio de arrestos ha sido de 400 individuos al día.

Entre los detenidos figura el hondureño José Víctor Bonilla-Meléndez, uno de los “fugitivos más buscados” del ICE y que fue arrestado el 13 de abril en Denver (Colorado).

El ICE buscaba a Bonilla-Meléndez, de 48 años, por su extenso historial criminal que incluía desde acusaciones de agresión y violación hasta cargos por haber vuelto a entrar a Estados Unidos de manera irregular después de haber sido deportado en dos ocasiones.

“Todos los detenidos serán objeto del debido proceso que les otorga la ley. El ICE tomará medidas para deportar a los individuos para los que un juez federal de inmigración emita una orden final de expulsión”, aseguró Homan.

Alianza para la prosperidad

Una delegación de diputados del Parlamento Centroamericano (Parlacen), durante una visita realizada a México, pidió incluir al Estado de Chiapas al Plan de la Alianza para la Prosperidad, una iniciativa que busca reducir la migración del Triángulo Norte de Centroamérica.

El ente regional, que informó en un comunicado de esta gira, que tuvo lugar entre el 12 y el 14 de mayo, dijo que en las reuniones se impulsó esta propuesta.

El Triángulo Norte de Centroamérica, formado por Guatemala, El Salvador y Honduras, es una de las zonas más violentas y paupérrimas del mundo con un fuerte flujo migratorio hacia Estados Unidos y México, por lo que se puso en marcha el Plan Alianza para la Prosperidad.

Antes de dejar el cargo, el expresidente de EE. UU. Barack Obama solicitó al Congreso una partida de 750 millones de dólares de ayuda a Centroamérica dentro del presupuesto para el año fiscal 2017, que se sumaría a otra de 750 millones ya aprobada para apoyar al Plan de la Alianza para la Prosperidad.