• Moscú, Rusia |
  • |
  • |
  • AFP

Un nieto del dictador soviético Iósif Stalin falleció a los 75 años, anunció el miérocles el teatro moscovita del que era realizador desde hacía casi medio siglo.

Discreto, Alexander Burdonski vivió prácticamente toda su vida utilizando el apellido de su familia materna en lugar del de su abuelo, cuya herencia política continúa siendo fuente de tensiones y disputas en Rusia.

El ministro de Cultura, Vladimir Medinski, elogió el "talento multiforme" y el "gusto artístico" de Burdonski, que era realizador en el teatro moscovita del Ejército Ruso desde 1972.

En 1996, recibió el premio de los Artistas del Pueblo, un prestigioso galardón de Rusia.

Su padre, Vasili, hijo pequeño del dictador, dejó a su madre, Galina Burdonskaia, en 1945.

Dos años después de la muerte de Stalin, ocurrida en 1953, Vasili fue condenado a ocho años de prisión pro "propaganda y agitación antisoviética". Alcohólico, murió en 1962, unos días antes de cumplir 41 años.

"Estoy triste por mi padre pues era una persona con mucho talento", declaró Burdonski en una entrevista con una cadena de televisión rusa, agregando, no obstante, que lo había visto maltratar a su madre y a sus otras parejas.

Con su abuelo, Alexander Burdonski, que tenía una decena de años cuando murió, siempre mantuvo una cierta distancia. "Nunca he visitado su tumba", afirmó en la misma entrevista.

"No quiero justificar a Stalin o exculparlo", agregó. "Hubo crueldad pero en Rusia, desgraciadamente, siempre hay crueldad".

Según historiadores rusos y occidentales, el terror estalinista, que conoció su apogeo en los años 1937-1938, causó alrededor de 20 millones de muertes, incluyendo las ocurridas en ejecuciones masivas, en los gulags y en deportaciones en zonas insalubres, así como por la hambruna en Ucrania y en varias regiones de Rusia.

Otro nieto de Stalin, Evgueni Yugachvili, falleció en 2016. Era el hijo del primogénito del dictador, Yakov Yugachvili.