•   Atenas, Grecia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ex primer ministro griego Lucas Papademos resultó herido el jueves cuando un artefacto explosivo estalló en el interior de su coche en Atenas.

Nadie ha reivindicado el atentado hasta el momento.

El político de 69 años ingresó en un hospital de Atenas y padece "heridas superficiales en el pecho, en el abdomen y en las piernas", según el centro médico.

"Condeno sin reservas el ataque contra Lucas Papademos y le deseo una pronta recuperación, así como a las personas que lo acompañaban", declaró el primer ministro Alexis Tsipras en Bruselas, donde se encuentra para participar en la cumbre de la OTAN.

Poco antes, el portavoz del Gobierno, Dimitris Tzanakopoulos, había precisado que "el señor Papademos y sus [dos] escoltas están en una situación estable y hablan [con los médicos]" y aseguró que "la policía hará todo lo necesario para aclarar este caso".

La explosión ocurrió mientras el coche circulaba por una concurrida calle del centro de Atenas, informó un reportero de la AFP.

Según ERT, el exgobernador del Banco de Grecia estaba leyendo su correo en el coche blindado que le entregó la entidad, un Mercedes negro, cuando explotó una carta bomba.

El blindaje del vehículo pudo agravar las heridas de Papademos al contener la onda expansiva de la explosión, añadió el canal de televisión, según el cual su vida no está en peligro.

'Acto atroz'

"Estamos conmocionados. Quiero condenar este acto atroz", dijo el ministro de Comunicación, Nikos Pappas, a ERT.

Papademos fue primer ministro entre noviembre de 2011 y mayo de 2012, tras la renuncia del Ejecutivo socialista de Yorgos Papandreu. Lideró el Gobierno de coalición interino que negoció en 2012, en el punto álgido de la crisis fiscal griega, una quita masiva de la deuda de Grecia en manos privadas.

Papandreu consideró el jueves este ataque, cometido "contra un hombre al que habíamos invitado a ayudar a Grecia en un tiempo de grandes dificultades", como "un golpe a la dignidad de cada ciudadano griego".

Por su parte, el actual gobernador del Banco de Grecia, Yannis Stournaras, aseguró que el ataque "no nos hará doblegarnos".

En marzo, el grupo anarquista griego Conspiración de las Células de Fuego envió una carta bomba que hirió a un secretario en la oficina del Fondo Monetario Internacional en París.

Antes, esa organización había reivindicado la elaboración de un explosivo que la policía interceptó en la oficina del ministro de Finanzas alemán Wolfgang Schaüble.

El grupo, al que Washington considera como una organización terrorista, mandó cartas bomba a embajadas extranjeras en Grecia y a líderes europeos en 2010.

La Conspiración de las Células de Fuego pertenece a un movimiento anarquista activo en Grecia y denuncia el capitalismo, el consumismo, y lo que considera la represión policial y la explotación de los trabajadores.