•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Organización Iberoamericana de Seguridad Social alertó hoy de que la falta de cultura financiera y de ahorro de la población implica riesgos para garantizar la seguridad económica cuando se llega a la vejez.

Su secretaria general, Gina Riaño, subrayó que la educación y las competencias financieras son "cruciales" para el desarrollo económico y social y los desafíos de los sistemas de pensiones.

Y ello porque el ahorro es el principal instrumento para garantizar un protección económica cuando no se puede seguir trabajando por razones de edad, comentó Riaño en una sesión sobre la última Evaluación Internacional de Estudiantes (PISA 2015) sobre competencias financieras de alumnos de 15 años, que organiza la OCDE.

Riaño advirtió de la transición demográfica que vive Iberoamérica, que está envejeciendo de manera más acelerada que lo hizo Europa en su momento. "Todo esto plantea enormes desafíos a los sistemas de protección social", enfatizó.

También señaló el problema de la economía informal, que llega al 50 ó 60 % en algunos países, lo que impide a los jóvenes ahorrar y acceder a financiación.

Demandó que la educación financiera se reciba en todas las etapas de la vida porque no solo existen los sistemas de pensiones por contribución obligatoria a la seguridad social, sino los de capitalización, en los que el trabajador debe elegir un fondo, y no siempre tiene los conocimientos adecuados.

Añadió que los adultos iberoamericanos se encuentran en un gran riesgo de seguridad económica tanto en el régimen de seguridad social, pues hay menos jóvenes que contribuyen y hay más pensionistas, como en el de capitalización porque lo que se ahorra no siempre es suficiente.

El director de Asuntos Estratégico del CAF-Banco de Desarrollo de América Latina, Germán Ríos, dijo por su parte que el 50 % de la población de la región no está cubierta por sistema de seguridad a la vejez, así que, en muchos casos, tiene que recurrir a los hijos para vivir.

Constató una calidad y cobertura de la educación financiera bajas aún y señaló que los programas del CAF no solo tienen en cuenta las escuelas, sino a los adultos y, en particular, las mujeres.

El representante del Banco de España Fernando Tejada, que explicó el plan español de educación financiera, señaló que estos programas deben servir, mejor desde edades tempranas, para hacer ciudadanos más responsables y capaces de planificar ingresos y gastos.

En nombre de la OCDE, Juan Yermo se refirió a los datos de Brasil, Perú y Chile en PISA 2015 sobre finanzas publicados este miércoles por la organización, que son los tres países con el promedio de puntuación más bajo de los 15 participantes; España ocupó el décimo lugar.