•   Londres, Inglaterra  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía británica ya detuvo "a gran parte de la célula" responsable del atentado de Mánchester, dijo este viernes el jefe de la unidad antiterrorista de la policía británica, Mark Rowley.

La investigación ha hecho progresos "inmensos", añadió Rowley, cuatro días después del atentado que mató a 22 personas e hirió a 75, y por el que hay 8 sospechosos en custodia policial.

"Estamos contentos de haber capturado a algunos de los protagonistas clave que nos inquietaban, pero queda todavía un poco más que hacer", añadió el oficial de policía.

Simultáneamente, la campaña electoral británica se reanudó con críticas a la primera ministra Theresa May y a los conservadores por el atentado.

El Reino Unido se acerca al primer fin de semana tras el atentado, con multitud de encuentros deportivos y en estado de máxima alerta terrorista.

"Estamos trabajando con los organizadores de los eventos para asesorarlos y apoyarlos para que todo el mundo en este país pueda asistir a los cientos de encuentros programados y relajarse y disfrutar", dijo Rowley.

La policía detuvo la madrugada de este viernes a otro hombre en relación con el atentado, y son ocho los que permanecen detenidos en el Reino Unido, entre ellos un hermano del autor material de la matanza, Salman Abedi, de 22 años.

Se trata de ocho hombres de entre 18 y 38 años, detenidos en Mánchester y sus suburbios, salvo uno, que fue capturado en el centro de Inglaterra.

El padre y otro hermano de Abedi están detenidos en Libia.

Un fin de semana largo bajo alerta máxima

En Mánchester, se mantuvo la celebración, este viernes, de los Great City Games, una competición de atletismo en el centro de la ciudad, no lejos del lugar del atentado.

Policías patrullan Mánchester. AFP/ENDLa alerta máxima en el país trajo por primera vez patrullas armadas a los trenes, la suspensión de los viajes escolares a Londres, y otras medidas de vigilancia ante un fin de semana largo -el lunes es feriado- en que no faltarán las grandes aglomeraciones en acontecimientos deportivos, como la final de la Copa de Inglaterra de fútbol, el sábado, entre el Chelsea y el Arsenal.

Además: Policía británica tras la red terrorista

"Si siempre nos sintiéramos en peligro, moriríamos antes de morir. El fútbol o un concierto son cosas que hay que vivir con pasión", dijo el entrenador italiano del Chelsea, Antonio Conte.

Según varios medios británicos, las autoridades sanitarias pidieron a los hospitales que estén preparados por si hay nuevos atentados.

La empresa promotora de un acto al que debía asistir el futbolista portugués Cristiano Ronaldo el sábado, anunció su aplazamiento, y Rusia recomendó a sus ciudadanos que se abstengan de viajar al Reino Unido.