•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Jared Kushner, yerno y asesor del presidente Donald Trump, pidió a comienzos de diciembre al embajador ruso en Washington establecer un canal secreto de comunicación con el Kremlin, informó el viernes el Washington Post, citando a altos funcionarios estadounidenses.

El embajador ruso Serguei Kisliak reportó a sus superiores que Jared Kushner, que luego se convirtió en asesor del mandatario estadounidense, había formulado ese pedido sugiriendo utilizar edificios diplomáticos rusos para proteger ese canal de comunicación, según interceptaciones telefónicas rusas que los funcionarios norteamericanos pudieron escuchar.

Kushner realizó la propuesta durante una reunión con el embajador ruso el 1 o el 2 de diciembre de 2016 en la Torre Trump, en Nueva York.

Jared Kushner y su esposa, Ivanka Trump. AFP/ENDMuchael Flynn, exasesor de seguridad nacional de Donald Trump que fue obligado a renunciar en febrero por haber mentido acerca de sus contactos con Kisliak, participó en ese encuentro.

El FBI, que investiga desde julio la existencia de una eventual "coordinación" entre los allegados a Trump y Moscu, está observando de cerca este encuentro, así como otro que mantuvo Kushner con Serguei Gorkov, presidente del banco público ruso Vnesheconombank, sancionado desde 2014 por Estados Unidos a raíz del conflicto en Ucrania.

De interés: ¿Podría ser destituido Donald Trump?

La prensa estadounidense había informado anteriormente que el yerno de Donald Trump estaba siendo investigado por el FBI pero que no era considerado sospechoso.

El exdirector de la policía federal (FBI) James Comey, despedido por el presidente, prestará próximamente declaración ante el Congreso.

 Las presiones aumentaban este viernes sobre la Casa Blanca al conocerse que Jared Kushner, el influyente yerno del presidente Donald Trump, es también objeto de la investigación del FBI sobre la alegada injerencia rusa en la elección del año pasado.

Casado con Ivanka, la hija más próxima de Trump, Kushner es observado por los investigadores del FBI, aunque de acuerdo con la prensa estadounidense el influyente consultor presidencial aún no es en sí mismo un blanco de sospechas.

Una fuente anónima dijo al diario Washington Post que las investigaciones "se concentran en una serie de reuniones" mantenidas por Kushner el año pasado.

En tanto, la red de televisión NBC mencionó investigadores para quienes Kushner "posee información importante", aunque no pesen sobre el asesor sospechas por eventuales actos delictivos en materia de seguridad.

Empresario de 36 años que se convirtió en uno de los más próximos asesores de Trump en materia de política externa, Kushner habría mantenido reuniones en 2016 con el embajador ruso en Washington, Sergei Kisliak y con el banquero ruso Sergei Gorkov.