•   Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El nivel de alerta terrorista en Reino Unido fue rebajado el sábado de “crítico” a “grave”, anunció el sábado la primera ministra, Theresa May, tras los importantes avances en la investigación del atentado de Mánchester (noroeste de Inglaterra), con 11 sospechosos detenidos.

La Policía británica publicó el sábado por la noche dos fotos de Salman Abedi llevando una gorra y una mochila, registradas por una cámara de seguridad la noche del atentado que perpetró mediante la activación de un artefacto explosivo, y pidió la colaboración  de  testigos  para reconstruir su recorrido en los cuatros días anteriores al ataque.

Señalando el “número importante de operaciones de la Policía” y el avance en la investigación, la primera ministra, Theresa May, indicó desde Downing Street que los servicios secretos británicos habían decidido rebajar “el nivel de amenaza de crítico a grave”. Esto significa que un atentado es “muy probable”, pero ya no “inminente”.

La alerta había sido elevada a su nivel máximo el martes, al día siguiente del atentado que dejó 22 muertos y 116 heridos a la salida de un concierto de la cantante de pop estadounidense, Ariana Grande.

Silencio en Wembley

El atentado fue reivindicado por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), que multiplica los ataques en Europa en un momento en el que registra retrocesos en su territorio en Siria y en Irak.

Theresa May pidió a los británicos que permanecieran “vigilantes”. May precisó  que  el  Ejército permanecerá desplegado durante los tres próximos días, cuando se celebrarán diferentes eventos deportivos de importancia, como la final de la Copa de Inglaterra de futbol y la del Campeonato Nacional de Rugby.