•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, expresó hoy la preocupación de Moscú por la falta de progreso en las relaciones con Estados Unidos después de los contactos con la nueva Administración de Washington.

"El nuevo periodo de contactos e interacción con la administración (del presidente Donald) Trump aún no ha llevado a mejoras sustanciales y eso suscita cierta preocupación", dijo el diplomático, citado por medios locales, al intervenir en un foro en Pskov, a unos 700 kilómetros al noroeste de Moscú. Riabkov destacó que Moscú está dispuesto a cumplir con su parte para sanear el ambiente de las relaciones bilaterales.

"Comprendemos que la definición de las prioridades de la política exterior de la nueva Administración (de Trump) transcurre en un ambiente complejo y en medio de fuertes presiones de la oposición", agregó. El número dos de Exteriores señaló que "despiertan especial preocupación los intentos de ciertos círculos de utilizar el factor ruso en la política interior" de Estados Unidos.

Además, advirtió de que la campaña de "difamación" contra el embajador ruso en EEUU, Serguéi Kislyak, en un intento de atribuirle comportamientos que no se corresponden con su cargo, daña seriamente las relaciones ruso-estadounidenses.

Varios colaboradores de Trump, incluido su yerno, Jarred Kushner, han sido señalados como sospechosos de mantener contactos irregulares con Kislyak. Por su parte, el embajador de EEUU en Moscú, John Tefft, admitió el bajo nivel de los actuales vínculos entre Moscú y Washington y abogó por una pronta solución de las discrepancias puesto que "dos potencias nucleares no se pueden permitir tener estas relaciones".