•   Washington, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El exdirector del FBI James Comey testificará en una audiencia pública ante el Comité de Inteligencia del Senado de EE.UU. el 8 de junio, en relación a su despido y sus investigaciones sobre la presunta injerencia de Rusia en las presidenciales de 2016, anunciaron hoy fuentes legislativas.

La fecha para la comparecencia de Comey ha sido largamente esperada, después de que el presidente Donald Trump lo destituyera de manera fulminante hace unas semanas, algo que muchos vinculan con la investigación sobre los nexos de Rusia con la campaña del magnate en detrimento de la entonces aspirante demócrata Hillary Clinton.

Todo sobre el FBI

Los líderes de esa comisión, el senador republicano Richard Burr y el demócrata Mark Warner, solicitaron primero a Comey que testificara en privado, pero este se negó a hacerlo al menos que fuera a puerta abierta.

La petición se produjo después de que el diario The New York Times revelara la existencia de un memorándum que muestra, por primera vez, esfuerzos "claros" de Trump para obstruir la investigación que el FBI abrió sobre los supuestos nexos entre su campaña presidencial y el Kremlin.

El senador estadounidense Richard Burr sale tras una reunión de asuntos de inteligencia del Comité de Inteligencia del Senado. EFE/END Según esas informaciones, Trump pidió en febrero pasado que el entonces director del Buró Federal de Investigaciones (FBI), James Comey, pusiera fin a una investigación sobre los nexos con Rusia del exasesor de Seguridad Nacional Michael Flynn, quien tuvo que renunciar a su cargo por los probados lazos con el Kremlin.

Asimismo, los líderes del Comité de Inteligencia del Senado pidieron al FBI que entregue esos memorandos en los que Comey detalló las conversaciones que tuvo con la Casa Blanca y el Departamento de Justicia sobre las investigaciones del FBI en Rusia.

Por separado, cuatro miembros principales del Comité Judicial del Senado escribieron al FBI y a la Casa Blanca en busca de documentos que detallaran dichas comunicaciones entre ambos.

Desde esas revelaciones, a mediados del mes pasado, las tensiones sobre los posibles vínculos de Trump con Rusia se han ido incrementando, apuntando ahora a su yerno y asesor, Jared Kushner, quien habría intentado crear un canal secreto de comunicación con los rusos, según medios estadounidenses.

Por su parte, el legislador demócrata Elijah Cummings pidió hoy a dos jefes de los servicios de inteligencia de EE.UU. cualquier documento que tengan sobre conversaciones con el presidente, Donald Trump, relativas a la investigación sobre sus supuestos lazos con Rusia.

La petición de Cummings se produce después de que el pasado día 22 el diario The Washington Post revelara que Trump había pedido por separado a esos dos altos funcionarios de inteligencia que negaran públicamente que hubiera prueba alguna sobre cualquier coordinación entre Trump y Rusia para influir en las elecciones de 2016.

Según el diario, que citó varias fuentes de inteligencia, Trump hizo dicha petición en marzo pasado y por separado al director Nacional de Inteligencia, Daniel Coats; y al director de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA), Michael Rogers, instándoles a rechazar la investigación liderada por el FBI a ese respecto.

Coats y Rogers se negaron a cumplir con las solicitudes, que ambos consideraron inapropiadas, de acuerdo con dos funcionarios en activo y otros dos que ya no trabajan en las agencias federales, y que hablaron con el rotativo bajo condición de anonimato.

Precisamente, Cummings, el demócrata de mayor rango en el Comité de Supervisión del Gobierno en la Cámara baja, pidió hoy a Coats y a Rogers que entreguen al Congreso "todos los documentos, comunicaciones, memorando, notas y grabaciones" que tengan sobre sus conversaciones con Trump, según dijo en un comunicado.