•   Naciones Unidas  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La ONU calificó hoy como una "gran decepción" la decisión de Estados Unidos de retirarse de los compromisos recogidos en el Acuerdo de París sobre el cambio climático.

"Es fundamental que Estados Unidos siga siendo un líder en temas medioambientales", afirmó a nombre del secretario general de la ONU, António Guterres, su portavoz Stéphane Dujarric.

La decisión anunciada hoy por el presidente de EE.UU., Donald Trump, "supone una gran decepción para los esfuerzos mundiales con el fin de reducir las emisiones de gases que generan el efecto invernadero y promover la seguridad global", agregó.

Trump afirmó hoy que el Acuerdo de París, al que se han unido casi doscientos países, es "un ejemplo de un trato que es desventajoso para Estados Unidos".

Aunque la Convención Marco de la ONU sobre el Cambio Climático que fue completada en París el 12 de diciembre de 2015 fue firmada por el anterior Gobierno de EE.UU., encabezado por Barack Obama, Trump afirmó hoy que el país se desvincula de los compromisos recogidos.

Guterres, que se encuentra de visita oficial en Rusia, dijo por medio de su portavoz que ese acuerdo fue aprobado teniendo en cuenta "el enorme daño que el cambio climático ya está causando y las grandes oportunidades" que ofrecen las acciones medioambientales.

"Ofrece un marco significativo y flexible para la acción de todos los países", agregó el comunicado que leyó Dujarric en la sala de prensa de la sede de la ONU, una hora después de que Trump anunciara su decisión.

Guterres, agrega el texto, confía en que "las ciudades, los estados y las empresas dentro de Estados Unidos, junto con otros países, continúen demostrando su visión y su liderazgo" para proteger el medioambiente.

No se puede renegociar

Alemania, Francia e Italia reiteraron hoy su compromiso con el Acuerdo de París, tras el anuncio de EEUU de que abandona el pacto, y subrayaron que lo suscrito "no se puede volver a negociar" frente a lo que pidió el presidente de EEUU, Donald Trump.

El Acuerdo de París es una "piedra angular de la cooperación entre países" en lo referente a atajar a tiempo y de forma efectiva el cambio climático" y la "dinámica" que generó es "irreversible", asegura un comunicado suscrito por el presidente francés, Emmanuel Macron, la canciller alemana, Angela Merkel, y el primer ministro italiano, Paolo Gentiloni.

"Estamos completamente convencidos de que el Acuerdo de París no se puede volver a negociar, ya que es un instrumento vital para nuestro planeta, nuestras sociedades y nuestras economías", indica el texto.

Los tres líderes europeos enfatizaron su compromiso con las "obligaciones" asumidas en la capital francesa, incluidas sus obligaciones financieras para con el fondo verde, algo que Trump ha anunciado también que cortará de manera inmediata.

Alemania, Francia e Italia se comprometen a "implementar rápidamente" sus obligaciones en el campo financiero y animan a todos sus socios a "acelerar todas sus medidas para combatir el cambio climático".

"Intensificaremos nuestros esfuerzos para apoyar a los países en desarrollo, especialmente a los más pobres y los más afectados entre ellos, para alcanzar sus objetivos de adaptación al cambio climático", indica el documento conjunto.

El documento multilateral sellado en la capital francesa a finales de 2015 supone además "notables oportunidades económicas para el bienestar y el crecimiento en nuestros países y a nivel global", argumentan los tres líderes europeos.

El portavoz del Gobierno alemán, Steffen Seibert, agregó además en su perfil en la red social Twitter que Merkel y Macron mantuvieron esta noche una conferencia a raíz del anuncio de Trump de abandonar el Acuerdo de París.

"Alemania y Francia tomarán más iniciativas para ayudar a que el Acuerdo del Clima sea un éxito", afirmó.

Trump anunció que sacará a su país del Acuerdo de París contra el calentamiento global al considerar que daña los intereses económicos de EEUU, una decisión que supone un varapalo al mayor instrumento multilateral para combatir el cambio climático.

Además, indicó que estaría dispuesto a renegociar el texto, para conseguir una formulación que mejorase la posición de EEUU.

Merkel lleva semanas, junto con otros líderes occidentales, tratando de influir sobre Trump para que no abandone el acuerdo, algo que el magnate republicano ya había prometido durante su campaña electoral.

La canciller sin embargo ha logrado arrancar en estos últimos días a los primeros ministros de India y China, Narendra Modi y Li Keqiang, ambos de visita -por separado- en Berlín, su compromiso con lo pactado en 2015 en la capital francesa, independientemente de la posición de Washington.