•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Amnistía Internacional (AI) alertó hoy sobre la posibilidad de que una "militarización" de la crisis venezolana con la "excesiva" actuación de los cuerpos de seguridad en el control de las manifestaciones opositoras desarrolladas en los últimos dos meses esté exacerbando la violencia del país.

"El despliegue de fuerzas militares para reprimir protestas, el aumento en el uso excesivo de la fuerza contra manifestantes y otros, y el uso de tribunales militares para tratar de silenciar voces disidentes", es muestra, indicó, de un "terrorífico" enfoque de las autoridades venezolanas para lidiar con la crisis.

En un comunicado, el organismo internacional expresó su preocupación de que esta actuación esté "sembrando el caos a lo largo y ancho del país", tras 63 días de protestas y al menos 63 personas muertas.

"Al desplegar fuerzas y cortes militares para confrontar una situación política y social cada vez más tensa, la Administración de (Nicolás) Maduro sólo está intensificando la crisis, como quien intenta apagar un incendio con gasolina", dijo Erika Guevara-Rosas, directora para las Américas de AI, a través del escrito.

Valoró como una "reminiscencia de los peores tiempos para los derechos humanos en las Américas" el nivel de violaciones de derechos humanos y "las acciones despiadadas" que, asegura, cometen las autoridades venezolanas.

Tildar a los manifestantes como "terroristas" y acusar a civiles de crímenes que "solo son aplicables a los soldados", hace que, a su juicio, el Gobierno de Maduro esté convirtiendo la crisis política en un conflicto violento.

Se refirió también al supuesto uso de "fuerza excesiva" de los cuerpos de seguridad para dispersar manifestaciones pacíficas de los opositores contra el Gobierno, así como contra personas que viven en áreas residenciales, y que no toman parte en las protestas.

Recordó el caso de la comunidad de La Isabelica, en el estado Carabobo (centro), de donde asegura haber recibido reportes de "disparos al azar a transeúntes, gas lacrimógeno disparado directamente hacia casas y un miedo generalizado".