•   Manila, Filipinas  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

En el casino de Manila que fue atacado por un hombre armado, que prendió fuego al lugar, fueron encontrados 34 cadáveres, dijo este viernes un responsable de la Policía local.

“Según el departamento de Incendios, la estimación es de 34 muertos”, dijo a la cadena CNN Philippines el superintendente, Tomas Apolinaro.

Las autoridades habían informado que un hombre, que al parecer actuaba solo, caminó hacia una de las zonas del casino y disparó con un rifle hacia una pantalla de televisión, roció luego con gasolina la mesa de apuestas y le prendió fuego.

Además informaron que el hombre disparó nuevamente hacia donde se guardan las fichas y llenó una mochila con fichas. Según la Policía, el sospechosos habría logrado hacerse con el equivalente a 113 millones de pesos filipinos (2.3 millones de dólares).

Después de hacerse con las fichas, el hombre dejó el lugar y subió hacia la sección del hotel, indicó el comandante nacional de la Policía, Ronald de la Rosa.

“El único asaltante ya fue neutralizado. Está muerto. Se quemó a sí mismo dentro de la habitación del hotel”, informó a la prensa De La Rosa.

“Se acostó en la cama, se cubrió con una manta muy gruesa, aparentemente rociada con petróleo y se quemó a sí mismo”, agregó, sin explicar la primera versión.

La acción fue reivindicada por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), pero según las autoridades se trata de un robo frustrado.

“Por ahora, lo que podemos decir es que no es un acto de terrorismo. No hay elementos de violencia, amenazas o intimidación que indiquen que sea terrorismo”, explicó el comandante de la Policía.