•   Bogotá, Colombia  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El jefe de las FARC, Rodrigo Londoño, aseguró este domingo estar "considerando" aplazar la dejación de armas del grupo rebelde por la captura de un guerrillero que trabajaba en la implementación del pacto de paz en Colombia, un hecho que el gobierno dijo estar "aclarando".

"Ante captura de Yimmi Ríos, quien está (realizando) tareas relacionadas con la implementación (del pacto de paz) estoy considerando ordenar el aplazamiento (de la) dejación (de) armas", dijo en Twitter Londoño, conocido por el nombre de guerra de "Timochenko".

Momentos después, el gobierno difundió a periodistas la "versión oficial" de lo ocurrido con Ríos, en la que informó que "efectivamente fue capturado esta mañana" en medio de lo que apuntaba a ser una confusión.

"Él tenía suspendida la orden de captura por Resolución Presidencial", pero el levantamiento se había hecho para el "nombre que él proporcionó", que respondía a "su alias en la organización y no a su nombre real", explicaron.

"En este momento está en la audiencia de legalización de captura y se están realizando las gestiones correspondientes para aclararle a la justicia que se trata de la misma persona", añadieron.

Ríos se encontraba en Bogotá desde hace dos meses, "realizando tareas propias del proceso de paz dirigidas a la consolidación de los listados de los miembros de las FARC que van a hacer su tránsito a la legalidad", aclaró el gobierno.

El jefe de las FARC no hizo un nuevo pronunciamiento tras conocerse esta aclaratoria.

Unos 7.000 miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxistas) se encuentran concentrados en 26 puntos del país para dejar sus armas.

Estaba previsto que ese proceso, vigilado por Naciones Unidas, terminara el pasado 30 de mayo pero las partes decidieron prorrogarlo hasta el 20 de junio por problemas logísticos. Tanto el gobierno como la guerrilla habían dicho que el aplazamiento no afectaba su voluntad de paz.

No obstante, Londoño reclamó este domingo que "con el argumento que fue capturado Yimmi Ríos, cualquier integrante de las FARC que ande en tareas de la implementación puede ser detenido".

También recordó en su cuenta de Twitter que Ríos estaba realizando tareas fuera de los puntos de concentración gracias a un acuerdo con el gobierno, incluso "con conocimiento del presidente Santos".

Colombia vive un conflicto armado que durante más de medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares y agentes estatales, dejando al menos 260.000 muertos, 60.000 desaparecidos y 7,1 millones de desplazados.