•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (Agalep) pidió hoy que se prohíba el uso de leche en polvo en el producto denominado leche evaporada por la industria de lácteos en el país, debido a que las fórmulas contienen muy poco de leche de vaca.

En una rueda de prensa, la presidenta de Agalep, Ada Achic, acusó a las empresas industriales de tener "prácticas irresponsables" después de que "todo el país ha depositado su confianza" en un producto básico para la salud de la infancia.

"Hacemos una invocación a las autoridades a que se corrija el manejo inadecuado de los productos lácteos", agregó Achic, a raíz del escándalo por la prohibición en Panamá a la venta de la leche Pura Vida, del grupo peruano Gloria, por considerarla una mezcla de varios insumos lácteos.

El dirigente de Agalep, Ivan Mesía, recomendó que "se debe prohibir el uso de leche en polvo en la producción de estos productos que se llamen leche", al recordar que su organización ha presentado cuatro proyectos de ley para pedir al Congreso que se restrinja el uso de la leche en polvo para reconstitución.

El dirigente de la Asociación de Ganaderos Lecheros del Perú (Agalep), Ivan Mesía / EFE"El producto que dan las vacas, eso es leche y que luego puede ser procesada en distintos productos, que pueden llegar al consumo masivo", añadió.

Achic explicó a Efe que 452.000 ganaderos producen en Perú un promedio de 6,3 litros de leche fresca al día, pero que se necesita una reglamentación clara para facilitar su producción masiva e industrial.

"Se ha legalizado el mal uso del sistema de comercialización y los proyectos de ley buscan una reglamentación de la recombinación (de insumos)" en la producción de la leche evaporada, explicó Achic.

La titular de Agalep dijo que la industria láctea, al hacer las mezclas que hace, sustituyendo la grasa animal por grasa vegetal, y además de los golpes térmicos múltiples que recibe la leche en polvo, degrada el valor proteico del producto que comercializa.

Los ganaderos señalaron que las mezclas de la industria láctea incluyen carragenina, maltodextrina, proteína de soya transgénica y aceites vegetales hidrogenados, desde 2008 en que se autorizó el uso de la leche en polvo en la fabricación de leche evaporada.

Mesía agregó que el ministerio de Salud y el Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) son los organismos llamados a "analizar estos productos y determinar si son dañiños para la salud".

"Recomendamos consumir la leche fresca y que se regule para que realmente el público pueda acceder a un mercado justo", anotó.

El representante de los ganaderos en la región Cajamarca, Marino Flores, dijo en rueda de prensa que esa jurisdicción produce 500.000 litros de leche fresca al día y que están en capacidad de incrementar su producción si los gobiernos locales invierten unos 64 millones de soles (19 millones de dólares) en apoyar a ese sector.

Flores dijo que, a diferencia del precio de la leche evaporada industrial que bordea los 4 soles (1,2 dólares) por kilo, los ganaderos pueden abastecer el mercado por 2,5 soles por kilo (76 centavos).

En la víspera, el defensor del pueblo de Perú, Walter Gutiérrez, consideró un "engaño" que en el país haya empresas de lácteos que vendan una mezcla como si fuera leche y pidió a las autoridades que sancionen estás prácticas que violan las normas.

El Grupo Gloria admitió el sábado que el producto que vende en Panamá no es leche evaporada y aseguró que cambiará su etiquetado para adecuar sus operaciones a las normativas del país centroamericano, aunque agregó que no hará lo mismo en Perú porque supuestamente cumple con las normas que exigen las autoridades.