•   Londres, Reino Unido  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una enfermera australiana de 28 años perdió la vida en el ataque terrorista perpetrado el pasado sábado en Londres, que causó 7 muertos y casi medio centenar de heridos, confirmaron hoy sus familiares.

En una carta de despedida que acompaña una foto sonriente de la víctima mortal, identificada como Kirsty Boden, sus parientes aseguran que la joven falleció tras ser apuñalada por uno de los asaltantes cuando corría para ayudar a otra víctima, publica el diario "Sydney Morning Herald".



"Ella era la persona más extrovertida, amable y generosa y quien amaba ayudar a la gente (...) ayudar era lo que le gustaba hacer, ser enfermera era su vida (...) Ella corrió hacia el peligro, en un intento de ayudar a las personas y allí perdió la vida", se indica en la misiva.

"Estamos orgullosos de su valiente acción que demuestra su altruismo (...) no solo esa noche, sino durante toda su vida", continúa el escrito de los familiares que piden privacidad en su periodo de duelo.

 

Cuatro personas, entre ellas el español Ignacio Echeverría y la también australiana Sara Zelenak, continúan sin ser localizadas tras el atentado.

La primera víctima mortal del ataque que ha sido oficialmente identificada por su familia y cuyo nombre se facilitó a través de un comunicado emitido por el Gobierno de Canadá es Christine Archibald, de 30 años y original de ese país.

La muerte del británico James McMullan, de 32 años, aún no ha sido confirmada oficialmente, pero su hermana Melanie declaró ayer a "Sky News" que la tarjeta bancaria de James fue hallada en uno de los cuerpos y que la familia cree que hoy serán informados de su fallecimiento.

El atentado se produjo el sábado por la noche, cuando tres hombres atropellaron con una furgoneta a los viandantes que cruzaban el puente de Londres y después apuñalaron a varias personas que se encontraban en la zona de bares y restaurantes del mercado de Borough.