•   Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, llamó a los ciudadanos a votar “llueva, truene o relampaguee” en la elección de los representantes de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) que él convocó para redactar una nueva Carta Magna, amenazada, dijo, por el “imperio norteamericano”.

“Ese es el plan del imperialismo norteamericano y sus  lacayos internos, sus grupos que han derivado en una violencia extremista. Sé que el plan de ellos es evitar que el pueblo vaya a la constituyente, que el pueblo vote”, dijo Maduro en una llamada telefónica a un acto con partidarios que transmitió el canal estatal.

En el encuentro para conformar un “Frente de estudiantes por la Constituyente”, el primer mandatario adelantó que “nada ni nadie podrá impedir que en Venezuela haya elecciones” pues, remarcó, “habrá constituyente y el pueblo tendrá el poder”.

En este sentido, convocó a que “el domingo 30 de julio, llueva truene o relampaguee, el pueblo (vaya) a votar libremente y a elegir su Asamblea Nacional Constituyente”.

El proceso invocado por Maduro el pasado 1 de mayo, que tendrá la facultad de redactar un eventual nuevo texto constitucional y refundar las instituciones del Estado, cuenta con el rechazo de la oposición venezolana.

Otro fallecidos

Mientras un joven de 17 años murió ayer en el este de Caracas durante una marcha contra el presidente Nicolás Maduro, con lo que suman 66 los fallecidos en poco más de dos meses de protestas opositoras, informó la Fiscalía.

El Ministerio Público precisó que el joven murió “durante una manifestación en Chacao” y que investiga las causas.

Según un video que circula en redes sociales, el adolescente sangra de una importante herida en el pecho, postrado en la avenida Libertador (este). La Fiscalía informó que investiga las causas, mientras que opositores responsabilizaron a los cuerpos de seguridad.

Los opositores denuncian una “represión salvaje” por parte de militares de la Guardia Nacional Bolivariana y policías, que incluye el disparo al cuerpo de bombas lacrimógenas, perdigones metálicos y canicas.

Pero el gobernante acusó ayer a sus adversarios de ejercer una “violencia extremista” con el apoyo de Estados Unidos para evitar la Asamblea Nacional Constituyente que convocó.