• Jerusalén, Israel |
  • |
  • |
  • AFP

Un tribunal israelí otorgó el domingo al primer ministro Benjamin Netanyahu y a su esposa 28.000 dólares de daños y perjuicios en un juicio por difamación contra un periodista que informó de una pelea entre ambos.

Igal Sarna, periodista del diario Yediot Aharonot, deberá pagar 100.000 séqueles (28.000 dólares) de indemnización, además de los gastos de justicia de 15.000 séqueles (4.200 dólares) de la pareja, que reclamaba el equivalente de 80.000 dólares.

Sarna informó en 2016 en su cuenta de Facebook sobre una pelea entre Sara y Benjamin Netanyahu que obligó al convoy oficial a detenerse en plena noche al borde de la autopista entre Tel Aviv y Jerusalén.

"Un hombre, ya no muy joven, fue expulsado a la autopista en medio de gritos", según la transcripción de las palabras del periodista que retuvo el tribunal.

"Cierta mujer no quería verlo más en el coche, ignorando todas (las medidas de) seguridad", escribió.

Ante el tribunal, Netanyahu había negado en marzo esos supuestos hechos: "Es algo tan falso, tan absurdo, ridículo", declaró.

El juez Azaria Alkalai consideró este domingo que las alegaciones del periodista no fueron respaldadas por testimonios.

Igal Sarna afirmó en marzo que no quería revelar sus fuentes "para protegerlas". "No quieren presentarse (ante el tribunal), no puedo obligarles", alegó.

Benjamin Netanyahu se mostró satisfecho con el fallo en su página de Facebook. "La verdad y la justicia ganaron hoy contra el acoso interminable del que soy objeto, así como mi esposa y mi familia, desde hace más de 20 años", afirmó.

El presunto mal carácter de Sara, esposa de Netanyahu desde 1991 y madre de sus dos hijos, es objeto de rumores y comentarios entre los israelíes.