•   Moscú, Rusia  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El ministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, afirmó hoy que Moscú espera explicaciones de Washington por el incidente con el derribo el domingo pasado de un avión sirio por un caza estadounidense.

"Por los canales del Ministerio de Defensa hemos solicitado explicaciones de los detalles de lo ocurrido. Esperamos que nos las den", dijo Lavrov en rueda de prensa con su colega francés, Jean-Yves Le Drian.

Recordó que este lunes Rusia suspendió, por ese motivo, el mecanismo de prevención de incidentes con Estados Unidos en el espacio aéreo de Siria.

Además, aseguró que también pedirá próximamente explicaciones a su colega estadounidense, Rex Tillerson, sobre que el grupo terrorista Frente Al Nusra siga librándose de los bombardeos aéreos de la coalición liderada por Estados Unidos.

"El equilibrio es muy frágil, si todos somos honestos, si todos nos guiamos por la lucha contra el terrorismo, entonces tendremos los argumentos para impedir que la situación desemboque en un caos", afirmó.

Lavrov aludió a la importancia de la iniciativa para la creación de zonas de distensión en el país árabe, que en caso de realizarse supondría "la primera vez en la historia de la crisis siria en la que se produciría una separación entre los que participan en las acciones militares y los terroristas".

"Efectivamente, la situación sobre el terreno y en el aire es tremendamente asfixiante", destacó en referencia al gran número de implicados en las hostilidades.

Y desglosó uno por uno a los diferentes bandos combatientes en Siria: el ejército sirio, las fuerzas progubernamentales, incluido Hizbulá, además de los militares turcos, fuerzas especiales de diferentes países occidentales y regionales, y las aviones rusa y estadounidense.

Por su parte, Le Drian afirmó que Francia está decidida a continuar luchando contra el terrorismo junto con Rusia.

"Tenemos un enemigo común que son lo grupos terroristas que buscan utilizar el territorio sirio para organizar atentados en nuestros países y que entrenan militar y ideológicamente a los futuros terroristas", afirmó.

A la vez, agregó que tanto París como Moscú apoyan la integridad territorial de Siria.

"Creemos conveniente que siga existiendo un Estado sirio unificado y viable", concluyó.

La visita de Le Drian a Moscú se produce poco después del viaje a París del presidente ruso, Vladímir Putin, celebrada a finales de mayo y que supuso un reinicio de las relaciones ruso-francesas, después de que estas quedaran congeladas durante el mandato de François Hollande.