•   Cancún, México  |
  •  |
  •  |
  • EFE

 La canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, denunció hoy que el secretario general de la OEA, Luis Almagro, incita a una "guerra civil" por sus críticos comentarios, y anunció que esta es la última participación de la nación caribeña en una Asamblea General.

"El señor Luis Almagro (tiene) una agenda que no tiene que ver con el diálogo, sino que ha llamado abiertamente a una guerra civil en Venezuela, y no solo la ha llamado, sino que la promueve", denunció la canciller en la primera sesión plenaria de la 47 Asamblea General de la OEA, que tiene lugar en Cancún (México).

Almagro es una de las voces internacionales más críticas con el Gobierno de Nicolás Maduro y promueve desde hace casi dos años el debate sobre la crisis del país en la Organización de los Estados Americanos (OEA).



Rodríguez defendió el "modelo exitoso de inclusión" de Venezuela, y esgrimió una serie de datos que, alegó, prueban que el país es de los menos desiguales de la región y cuenta con un buen sistema social, como la entrega de más de 1,6 millones de viviendas en cuatro años o el aumento de la esperanza de vida.

A pesar de ello, "se pretende inocular en Venezuela un conflicto interno", y ello forma parte de un "plan perverso" para configurar un conflicto "con identidad bélica" sobre el modelo de desarrollo implementado por el chavismo, aseguró,

A continuación, dijo que Almagro tiene una "agenda oculta" contra el país, encabezando de forma "perversa" un programa que "no tiene que ver con el diálogo".

Almagro "promueve, protagoniza y encabeza la direccionalidad de la guerra civil en Venezuela, y así lo denuncio", afirmó con dureza.

Esta intervención de Rodríguez llegó tras muchas réplicas de la canciller ante las críticas vertidas hoy en esta primera sesión plenaria, en la que varios países centraron sus discursos en la crisis que enfrenta la nación caribeña.

Rodríguez anunció también que esta será la última participación de su país en la Asamblea General de la OEA, después de que a finales de abril pasado solicitara la salida organismo, algo que no se concretará hasta 2019.

"Más nunca volveremos a una organización que se utiliza como instrumento para sumisión y para opacar la independencia y socavar la soberanía de los países y naciones. Nos vamos con gran orgullo, estas es nuestra última participación" en una Asamblea General de la OEA, concluyó.

Venezuela ha sido el protagonista absoluto de esta 47 Asamblea General de la OEA, que se celebra del 19 al 21 de junio en Cancún, y la crisis del país fue objeto de debate en una reunión de cancilleres este lunes que buscaba aprobar una declaración conjunta con soluciones.

El esperado encuentro, previo a la inauguración de la Asamblea, terminó suspendido hasta una fecha por determinar, luego de que ninguna de las dos propuestas presentadas alcanzara los 23 votos necesarios después de tres horas de sesión y una de receso.