•   Bruselas, Bélgica  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El presunto terrorista neutralizado hoy por la policía belga en la estación de Bruselas ha fallecido, según informó la fiscalía federal belga, que no ha aportado datos sobre su identidad.

El individuo sucumbió a las heridas y murió tras ser neutralizado por militares que se encontraban en el lugar, según recogen medios como la agencia Belga o la cadena pública RTBF.

El suceso creó un momento de pánico entre las personas presentes y obligó a evacuar inmediatamente la estación y las calles aledañas.

Según la comisaría de la Policía de la zona de Bruselas, los hechos ocurrieron en las escaleras del vestíbulo principal de la estación.

La agencia Belga precisó que, al contrario de lo difundido previamente por medios belgas, la Grand Place, uno de los principales reclamos turísticos de Bruselas, no fue desalojada aunque la Policía "intervino" en la zona para evitar un desplazamiento masivo de gente desde la estación a esa zona.

Un trabajador de la empresa nacional de ferrocarriles SNCB indicó a los medios que el sospechoso hizo explotar una "pequeña maleta" y que antes de ello gritó "Alá es grande".

"Estaba a unos diez metros cuando ocurrió la explosión. Había gente más cerca, a dos o tres metros. Yo me fui para alertar a mis colegas para evacuar la estación", declaró a Efe el agente de la SNCB Nicolas Van Herreweghen.

Según dijo, "no fue una detonación muy fuerte, hemos sentido el impacto y poco más que eso".

"Me quedé en los andenes para evacuar a todas las personas que quedaban y asegurarme que no volvían a entrar dentro. Hicimos todo lo que pudimos para proteger a todas las personas que estaban en la estación", concluyó.

El primer ministro belga, Charles Michel, y el ministro del Interior, Jan Jambon, siguen de cerca la situación y han establecido un centro de crisis, informó el portavoz del jefe del Gobierno, Frédéric Cauderlier.

Michel, que ha convocado para este miércoles al Consejo de Seguridad Nacional, felicitó a los militares y al personal de la SNCB presentes en la estación en el momento del suceso.

"Reaccionaron de manera profesional y valiente ante esta situación", subrayó el primer ministro a través de la red social Twitter.

Por su parte, el órgano de coordinación para el análisis de amenazas (OCAM) decidió mantener el nivel de amenaza terrorista en 3 de 4 posibles, tras el incidente, según indicó el centro de crisis del Ministerio del Interior.

Ese nivel de alerta se aplica desde noviembre de 2015 en Bélgica y significa que un atentado es "posible y probable".

El tráfico ferroviario en la estación Central y en la del Norte se encuentra suspendido, y "fuertemente afectado" en la estación del Mediodía.

Las dos líneas de metro que pasan por la estación Central no se detienen allí.

Bruselas vivió en marzo de 2016 atentados yihadistas contra la estación de metro de Maelbeek, en el barrio donde se encuentran las instituciones de la Unión Europea, y contra el aeropuerto nacional, que causaron 32 víctimas mortales.