•   Ciudad del Vaticano  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Vaticano anunció el miércoles que el papa Francisco decidió apoyar una serie de proyectos de ayuda a Sudán del Sur, país en guerra a donde el pontífice tenía la intención de viajar este año.

En total, el Vaticano dará 500,000 euros para dos hospitales patrocinados por monjas, un programa de formación de maestros y un proyecto de compra de semillas e instrumentos para 2,500 familias de agricultores.

Con ese gesto, el papa espera enviar "un mensaje concreto de cercanía" con ese país que vive desde 2013 una guerra civil que ha causado decenas de miles de muertos, explicó en conferencia de prensa Monseñor Peter Turkson, jefe del dicasterio (ministerio) de desarrollo humano integral.

"El Santo Padre no olvida a las víctimas de ese conflicto sanguinario e inhumano a quienes nadie escucha", añadió el cardenal. "Muchas armas, muchas violaciones, muchos muertos", dijo.

El papa había declarado varias veces que deseaba ir a Sudán del Sur con su homólogo anglicano, Justin Welby, pero el Vaticano anunció a fines de mayo que las condiciones no estaban reunidas para realizar el viaje este año.

Ante la prensa, Laura Gemignani, religiosa misionera del hospital de Nzara, uno de los dos apoyados por el papa, contó con emoción los sufrimientos de los que ha sido testigo desde hace dos años.

"Agradezco mucho al papa, pero lo esperamos allá", añadió, mostrado el sentimiento de abandono en ese país, que muchos miembros de organizaciones humanitarias y diplomáticos han dejado a causa de la violencia.

Los participantes en la conferencia de prensa invitaron a los fieles del mundo entero a hacer donaciones como lo hizo el papa, y también a viajar como benévolos a Sudán del Sur "para mostrar a todos que se puede vivir en esta parte del mundo", según Monseñor Turkson.