• |
  • |
  • END

Tres legisladores demócratas de EU enviaron una carta al presidente venezolano, Hugo Chávez, en la que le piden que "haga lo que pueda" para posibilitar la liberación de los rehenes de las FARC, y agradecieron en otra misiva a Uribe su coraje en la resolución del conflicto en Colombia.

Los legisladores, según confirmó ayer a EFE el congresista Gregory Meeks, escribieron además otra carta al máximo jefe de la guerrilla colombiana de las FARC, Pedro Antonio Marín, alias "Manuel Marulanda" o "Tirofijo", para agradecerle la publicación de pruebas de vida de los tres estadounidenses secuestrados en Colombia.

Los autores de las cartas --Bill Delahunt, James McGovern y Meeks, del partido demócrata-- "no pretendían interceder de ninguna manera en las negociaciones de Álvaro Uribe (presidente de Colombia)", sino de ayudar a reunir a los secuestrados con sus familias, según Meeks. "Nuestro objetivo es puramente humanitario", dijo a EFE el legislador Delahunt.

En su carta al presidente Chávez, los congresistas expresaron que, aunque respetan la decisión de Uribe de prescindir de su papel como intermediario oficial con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), esperan que "haga todo lo que pueda" por la liberación de todos los rehenes de las FARC.

"Entendemos y comprendemos la decisión de Uribe de no contar con él (Chávez) de manera formal. Pero Uribe ha dicho que cualquier persona que pueda hacer como labor humanitaria para ayudar a la liberación de los rehenes que lo haga, y eso es precisamente lo que hemos dicho en nuestra carta", dijo Meeks.

"Aunque no lo haga como el intermediario oficial, que lo haga simplemente como presidente de Venezuela o como ser humano", añadió el congresista. Meeks explicó que los autores de las misivas creen que Chávez puede ser de ayuda para las negociaciones, ya que después de sus comunicaciones se publicó una prueba de vida.

Ayuda humanitaria
“(Chávez) No puede negociar nada en nombre de la gente de Colombia, porque no les representa, pero si puede aportar en calidad de ayuda humanitaria, y si puede hacerlo estaremos encantados de que lo haga”, explicó. “Conozco al presidente Chávez y sé que se preocupa por la gente, espero que utilice las cualidades que tiene para ayudar”, apuntó el demócrata.

Meeks explicó que en la carta a Uribe, los congresistas le agradecieron su “coraje” y “el trabajo que está haciendo por todos los colombianos”, y le explicaban el contenido de las otras dos cartas enviadas. “Queríamos asegurarnos de que no hacíamos nada a espaldas de Uribe y que estaba al corriente de todos nuestros pasos”, dijo Meeks.

“Nuestro objetivo era también que supiera que no estamos intentando interceder ni meternos en medio de las negociaciones con las FARC. Se trataba tan sólo expresarle nuestro apoyo”, añadió.

Respecto a la carta destinada a “Marulanda”, líder de una organización considerada terrorista en EU, Meeks confirmó que se trataba de decirle que habían visto con alivio las imágenes de vídeo que prueban que los rehenes estadounidenses siguen con vida. Además, le explicaron que aprecian su decisión de liberar próximamente a algunos rehenes.

Las misivas fueron entregadas el miércoles a la senadora colombiana Piedad Córdoba durante su reunión en Washington con estos legisladores y su existencia fue publicada en exclusiva por el diario colombiano El Tiempo.

Consultada sobre las cartas de los congresistas, una portavoz del Departamento de Estado dijo a EFE que “el Congreso es una rama independiente del gobierno de EU, y los legisladores tienen derecho de expresarse libremente” sobre asuntos exteriores.