•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió ayer a la población y a la Fuerza Armada declararse “en insurrección popular constitucional general en unión cívico militar”, en caso de que ocurra algún hecho que afecte su integridad física, libertad o la legalidad de su gobierno.

“Si algún día Venezuela fuera testigo” de “algún hecho que afectara mi integridad física”, “mi libertad” y la “legitimidad y constitucionalidad del gobierno bolivariano” pueblo y Fuerza Armada Nacional Bolivariana, “declárense en insurrección popular constitucional general en unión cívico militar y rescaten la Constitución”, dijo en su programa “Los Domingos con Maduro”.

Maduro acusa a opositores por "plan de intervención" de EEUU en Venezuela

En el programa transmitido por el canal estatal VTV, Maduro dijo también que de ocurrir algo así se debe rescatar “la paz” e imponer “la democracia verdadera” como se hizo el 13 y 14 de abril de 2002, refiriéndose a cuando el fallecido presidente Hugo Chávez salió brevemente del poder por un golpe de Estado.

“Se los digo con tiempo, no exagero, solo preparo a nuestro pueblo porque un pueblo informado y preparado vale por dos, vale por mil”, agregó.

Insinuaciones 

El mandatario dijo esto luego de señalar que cualquier hecho que pueda afectarlo a él o al Gobierno pueden surgir “producto de las conspiraciones del imperialismo”, “de la derecha y de los traidores y traidoras”, y afirmó que cuando dice “traidora” sabe lo que está diciendo.

Durante su programa, Maduro dijo que esta semana hubo una “cadena de eventos” porque “el imperialismo se había propuesto la locura de generar una conmoción nacional, internacional y en medio de esa conmoción derrocar el Gobierno legítimo y constitucional e imponer una junta de transición” a su país.

Según Maduro, esto consistía en darle “un golpe internacional” desde la Organización de Estados Americanos (OEA) a su país, luego con una “masacre” y “muertes lamentables”; con un “goteo militar” y por último proceder a juramentar esa junta de transición, pero dijo que todo ello fue “contenido” y “derrotado”.

Desde el pasado 1 de abril, Venezuela vive una ola de manifestaciones contra el gobierno de Nicolás Maduro, luego de que la oposición denunciara la ruptura del orden constitucional tras unas sentencias del Supremo, revertidas parcialmente, en las que asumían las competencias del parlamento. Las protestas recrudecieron con la convocatoria de Maduro a una Asamblea Nacional Constituyente (ACN).

Algunas de las manifestaciones, a favor y en contra del Gobierno, han terminado con hechos de violencia, dejando un saldo de 75 muertos y más de mil heridos, según datos de la Fiscalía.

Lucena advierte que no permitirá sabotaje a la Constituyente

La presidenta del Consejo Nacional Electoral (CNE) de Venezuela, Tibisay Lucena, dijo que la institución no permitirá que haya un sabotaje en el proceso de la Asamblea Nacional Constituyente, convocada por el presidente Nicolás Maduro, que se realizará el próximo 30 de julio.

“Hemos observado con gran preocupación cómo algunos actores políticos, algunos factores (...) que dicen que van a sabotear el proceso electoral, eso no se puede permitir y no lo vamos a permitir”, afirmó Lucena en un programa grabado del canal privado Televen y transmitido ayer.

Expresidentes latinoamericanos llevan al Vaticano su inquietud por Venezuela

La titular del ente electoral indicó que es un “delito” que se quiera hacer algún tipo de impedimento para que no se celebren estos comicios y señaló que quien no quiera ir a votar, puede abstenerse pues, dijo, es “su derecho”.

La oposición venezolana, reunida en la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), ha llamado a desconocer la Constituyente propuesta por Maduro debido a que la consideran un “fraude” por su carácter sectorial y territorial.

Lucena indicó que han dado “amenazas” y “amedrentamientos para que las personas no vayan a votar” el próximo 30 de julio y, ante ello, indicó que el CNE está “estudiando muy bien eso”.

ACUDIRÁ AL TRIBUNAL SUPREMO

Dijo que en este tipo de casos, el CNE siempre ha actuado en onjunto con la Fiscalía, pero debido a que esta instancia se ha pronunciado en contra de la Constituyente, están buscando “muy responsablemente las propuestas y acciones claras contundentes que le puedan garantizar el ejercicio al sufragio a los venezolanos”.

Poder electoral venezolano pedirá a la justicia protección para la Constituyente

“Por eso voy a proponer (...) que acudamos al Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) para que nos indique cuáles son las medidas de protección que nosotros debemos tomar para garantizar el ejercicio al sufragio como corresponde en una democracia”, agregó.

También manifestó que la votación del próximo 10 de diciembre para elegir a gobernadores también es importante para el CNE, pero que los comicios de la Constituyente mantienen preocupada a la institución por lo mencionado anteriormente.

Lucena se mostró afín a que los problemas del país deben solucionarse por la vía del diálogo y señaló que la Asamblea Nacional Constituyente fue “una salida, una forma para ese encuentro”