•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Dirigentes de la oposición venezolana informaron hoy sobre varios saqueos y otros actos vandálicos que se registraron la noche del lunes en el central estado de Aragua, una situación que ha sido ampliamente denunciada a través de las redes sociales sin que las autoridades se hayan pronunciado al respecto.

La diputada opositora por Aragua Dinorah Figuera dijo a Efe que en la ciudad de Maracay, capital de esa entidad federal, saquearon una decena de supermercados, dos farmacias, y otros comercios como carnicerías, ventas de licor, y pequeños depósitos de alimentos.

Además, continuó la legisladora, una sede del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) fue quemada, mientras que una oficina de aduanas y otra de la compañía nacional de telecomunicaciones "sufrieron daños materiales".

Figuera aseguró que miembros de los colectivos, organizaciones civiles a veces armadas y afines al Gobierno, encabezaron las acciones de saqueo al término de una protesta convocada por la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática que consistió en cortar vías de todo el país durante cuatro horas.

"Llama la atención que en momentos de saqueos los cuerpos de seguridad estuvieron ausentes (...) Fue una acción hecha con la complacencia de las autoridades regionales", afirmó la legisladora.

Figuera acusó asimismo a la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, Policía militarizada) de haber "atacado" residencias "en búsqueda" de opositores.

La diputada dijo tener reporte de varias personas heridas, dos de ellas de gravedad, y adelantó que el Parlamento venezolano debatirá estos hechos en su sesión de este martes en Caracas.

Decenas de videos y fotografías que circulan en las redes sociales muestran, según afirman los internautas que las publican, los hechos denunciados por Figuera.

En el único balance oficial sobre los incidentes de las últimas horas en Aragua, el Ministerio Público solo ha reportado que un joven resultó herido en la cabeza en medio de estos hechos.

Desde hace casi tres meses, el país suramericano vive una ola de manifestaciones a favor y en contra del Gobierno, algunas de las cuales han degenerado en hechos violentos que han dejado 75 muertos y más de mil heridos, según datos de la Fiscalía.