elnuevodiario.com.ni
  •   Berlín, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Berlín rechazó este jueves una demanda del presidente turco, el islamo-conservador Recep Tayyip Erdogan, para dirigirse a sus compatriotas en Alemania al margen de la cumbre del G20, la semana próxima.

"Tenemos una demanda oficial de Turquía diciendo que el presidente Erdogan quiere hablar a sus compatriotas al margen de la cumbre del G20 en Alemania", declaró el jefe de la diplomacia de Berlín, Sigmar Gabriel, citado en un comunicado de su ministerio.

"Ya le dije desde hace semanas a mi colega turco que no consideramos esto una buena idea", agregó el socialdemócrata, precisando que se trata de una posición "concertada" en el seno del gobierno de coalición con los conservadores de Angela Merkel.

Según Gabriel, el país no puede garantizar la seguridad de tal intervención, en tanto que un dispositivo securitario masivo será desplegado para la cumbre del 7 y 8 de julio en Hamburgo (norte), donde unos 100.000 antiG20, algunos de ellos supuestamente violentos, son esperados.

Las relaciones entre ambos países, socios históricos, atraviesan una zona de grandes turbulencias desde hace meses.

Sobre todo se tensaron fuertemente al comienzo de la primavera boreal, cuando las ciudades alemanas prohibieron actos multitudinarios en el marco de la campaña del AKP, en el poder en Turquía, para el referéndum tras el cual se reforzaron los poderes de Erdogan en abril.

Alemania cuenta con la más importante diáspora turca, con unos tres millones de personas, que cuentan con el derecho a votar en las diferentes consultas electorales en su país.