• Honduras |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La Policía Militar del Orden Público de Honduras tendrá dos nuevos batallones para seguir avanzando en la lucha contra la violencia en el país centroamericano, informó ayer una fuente militar.

“Hay dos batallones de la Policía Militar organizados, equipados y listos para salir a combatir el crimen y a sumarse a los batallones que ya se encuentran operando”, afirmó a periodistas el portavoz de las Fuerzas Armadas de Honduras, coronel Jorge Cerrato.

Señaló que las dos nuevas unidades de la Policía Militar estarán bajo el mando de la Secretaría de Seguridad y recibirán el día 4 el bastón de mando y la bandera, en una ceremonia que será presidida por el gobernante hondureño, Juan Orlando Hernández.

El portavoz militar indicó que los nuevos miembros de la Policía Militar operarán en Tegucigalpa y San Pedro Sula, las dos ciudades más importantes del país.

“Cada batallón cuenta con 500 miembros y tienen apoyo logístico, armas, vehículos y todo lo necesario para operar de manera efectiva”, explicó.

La Policía Militar fue creada en agosto de 2013 y la integran más de 4,000 miembros del Ejército con experiencia en el combate al crimen organizado, distribuidos en ocho batallones a los que se sumarían los dos nuevos.

El cuerpo policial, que es cuestionado por varios sectores que consideran que militarizar la seguridad pública empeorará la situación en Honduras, también tiene un batallón canino.

Desde su creación, la Policía Militar ha realizado más de 51,000 patrujalles policiales, en los que ha incautado más de 1,300 kilos de drogas, especialmente de cocaína, y 383 armas de fuego, según cifras oficiales.

La violencia en Honduras deja un promedio de once muertes diarias, según las autoridades, que atribuyen buena parte de la criminalidad a grupos del crimen organizado y el narcotráfico.