•   Lima, Perú  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La líder opositora Keiko Fujimori envió hoy una carta al presidente de Perú, Pedro Pablo Kuczynski, para solicitarle una reunión que permita analizar la situación política y económica del país, así como la "crispación" entre el Ejecutivo y el Congreso, que domina en fujimorismo.

La carta, difundida en la cuenta oficial de Keiko en la red social de Twitter, pidió que el encuentro se celebre la próxima semana y planteó que también participe el exalcalde de Lima y líder histórico del conservador Partido Popular Cristiano (PPC), Luis Bedoya Reyes.

"Señor Presidente, me dirijo a usted para transmitirle profunda preocupación por la situación política y económica que viene atravesando nuestra patria", señaló la líder del partido Fuerza Popular al inicio de su misiva.

Añadió que esto se manifiesta en la "desaceleración evidente de la economía peruana", a la que, según dijo, "se suma un ambiente político de creciente crispación en medio de serias denuncias públicas y eventos trágicos que llevan a la población a vivir en un estado de incertidumbre".

"Fuerza Popular reitera su profunda vocación democrática, y en aras de propiciar una atmósfera favorable a revertir la situación en la que nos encontramos, me permito plantearle sostener ambos una reunión en la que abordemos temas medulares como la reconstrucción y la lucha contra la corrupción", agregó.

El pedido de la líder de Fuerza Popular, partido que ocupa 71 de los 130 escaños en el Congreso, se produjo en medio de un ambiente de tensión entre el Ejecutivo y el Legislativo, que hace dos semanas obligó a la renuncia al entonces ministro de Economía Alfredo Thorne.

Los fujimoristas habían interpelado antes al vicepresidente primero del país, Martín Vizcarra, quien luego presentó su renuncia como ministro de Transportes ante las críticas a una adenda en el contrato para la construcción del nuevo aeropuerto del Cuzco, un proyecto que luego fue cancelado.

El fujimorismo también interpeló y censuró a fines del año pasado al economista Jaime Saavedra como ministro de Educación y el entonces ministro de Defensa, Mariano González, dimitió tras destaparse que mantenía un romance con una de sus asesoras.

En este escenario, el presidente Kuczynski demandó hoy al Congreso que deje trabajar al Gobierno y no censure a sus ministros "cada dos semanas". "El mensaje es sencillo: déjennos trabajar. No hagan intriga, no se bajen a ministros cada dos semanas porque así no podemos trabajar. Hagan su trabajo y déjennos hacer nuestro trabajo, ese es el mensaje que hay que mandar a Lima", manifestó Kuczynski desde la céntrica región de Junín, donde hizo un sobrevuelo de carreteras.

El pedido de Kuczynski se produjo horas después de que el Frente Amplio de izquierdas solicitó que el primer ministro y nuevo titular de la cartera de Economía y Finanzas, Fernando Zavala, comparezca ante la comisión permanente del Congreso para explicar una reunión que tuvo con el destituido contralor de la República, Edgar Alarcón.

En ese encuentro también participaron los exministros Vizcarra y Thorne, para supuestamente convencer a Alarcón de que no objetara la adenda para la construcción del nuevo aeropuerto de Cuzco.

Medios y políticos locales han señalado en los últimos días que Kuczynski está analizando la posibilidad de conceder un indulto humanitario al expresidente Alberto Fujimori (1990-2000), el padre de Keiko que cumple una condena a 25 años de cárcel por delitos de lesa humanidad.

Kuczynski mencionó la semana pasada la posibilidad de estudiar el caso de Fujimori, aunque los portavoces del Gobierno han señalado que no forma parte de la agenda política del régimen y no se pretende usarlo para lograr un acuerdo con el fujimorismo y fortalecer la gobernabilidad del país.