• Mosul, Irak |
  • |
  • |
  • EFE

Un total de 75 cuerpos sin vida han sido recuperados entre ayer y hoy cerca del Hospital Republicano, situado en el casco antiguo de la ciudad de Mosul (norte de Irak), informó hoy a Efe una fuente gubernamental.

Los cadáveres no pudieron ser rescatadas antes por los equipos de emergencias por la amenaza de los francotiradores del grupo Estado Islámico (EI), que fueron los autores de los asesinatos, dijo el director del Departamento de Sanidad de la provincia de Nínive -cuya capital es Mosul-, Laiz Hababa.

Los equipos sanitarios, añadió la fuente, están llevando a cabo operaciones para retirar los cadáveres de debajo de los escombros en la zona histórica, donde los extremistas aún controlan un área limitada junto al río Tigris.

Sin embargo, Hababa aseguró que "es un poco difícil entrar debido a los disparos de Dáesh (acrónimo en árabe de Estado Islámico), así como por las calles, que son estrechas, y por los restos de las casas destruidas".

Según pudo constatar Efe en el casco antiguo de Mosul, último reducto de los yihadistas, el olor a putrefacción se extiende por varios distritos debido a los cuerpos de combatientes del EI y civiles que siguen sepultados bajo los escombros de las viviendas bombardeadas.

Las fuerzas iraquíes se disponen a expulsar a los yihadistas que aún quedan en Mosul, tres años después de que el EI ocupara la segunda ciudad más importante de Irak y la convirtiera en su "capital" en este país.

La ofensiva sobre el casco antiguo dio comienzo el pasado 19 de junio, mientras que las tropas gubernamentales retomaron el control de los demás barrios de la urbe a lo largo de los meses anteriores.