• Naciones Unidas |
  • |
  • |
  • AFP

El secretario general de las Naciones Unidas (ONU) Antonio Guterres condenó este martes un nuevo lanzamiento por Corea del Norte de un misil balístico, presentado por Pyongyang como un misil intercontinental.

"Esta acción es una violación descarada de las resoluciones del Consejo de Seguridad y constituye una peligrosa escalada de la situación", señaló Guterres en un comunicado.

Añadió que la "dirigencia de Corea del Norte debe dejar de continuar con sus acciones provocativas y cumplir completamente con sus obligaciones internacionales".

El Consejo de Seguridad debe reunirse el miércoles para una reunión de emergencia a puerta cerrada luego que Pyongyang declaró este martes haber disparado con éxito su primer misil balístico intercontinental (ICBM).

La embajadora estadounidense ante la ONU, Nikki Haley, conversó telefónicamente el martes con su par chino Liu Jieyi, quien preside el Consejo este mes, para extender la solicitud estadounidense de convocar a la reunión urgente.

Guterres subrayó la "importancia de mantener la unidad de la comunidad internacional en tratar este serio desafío", en referencia a las diferencias chino-estadounidenses.

Pekín presiona para que se realicen conversaciones entre las potencias mundiales y Corea del Norte sobre el desmantelamiento de su programa nuclear, pero Washington sostiene que Pyongyang primero debe detener sus pruebas nucleares y misilísticas.

El líder norcoreano Kim Jong-Un supervisó el lanzamiento del misil Hwasong-14, que según expertos es capaz de llegar a Alaska.

La Academia de las Ciencias de Defensa de Corea del Norte dijo que el misil alcanzó una altura de 2.802 kilómetros y voló 933 kilómetros.

El Comando del Pacífico de las fuerzas armadas de Estados Unidos confirmó la prueba y dijo que el misil voló por 37 minutos antes de estrellarse en el mar de Japón. Señaló que el lanzamiento no constituye una amenaza contra América del Norte.

El lanzamiento coincidió con la víspera de los festejos por el aniversario de la independencia de Estados Unidos, lo que impulsó al presidente Donald Trump a urgir a China, el principal aliado de Corea del Norte, a actuar para "acabar con esta locura de una vez por todas".