• Damasco, Siria |
  • |
  • |
  • EFE

Rusia, aliada del Gobierno de Damasco, intensificó hoy los bombardeos en las zonas bajo el control del grupo terrorista Estado Islámico (EI) en el este de la provincia central de Hama, cuya capital homónima fue blanco de un atentado que causó al menos dos muertos.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de que desde el amanecer la fuerza aérea de Rusia ha lanzado un total de 90 ataques en las poblaciones de Akash, Suha, Salba, Arshuna, Abu Dalia y Al Qustul, entre otras.

Todas ellas están en las proximidades de la zona de Aquirabat, dominada por los extremistas.

Ayer, el Ministerio ruso de Defensa reveló que su aviación había atacado objetivos del EI en Aquirabat con misiles de última generación y "de alta precisión".

Según un comunicado de dicho ministerio, los ataques lanzados por bombarderos estratégicos TU-95 alcanzaron y destruyeron tres grandes depósitos de armas y un puesto de mando de los radicales junto a esa área.

Hace tres días, las fuerzas gubernamentales sirias, apoyadas por aviones rusos, iniciaron una ofensiva contra el EI en el este de Hama.

Por otro lado, al menos dos personas murieron hoy y otras nueve resultaron heridas por "una explosión terrorista" en una estación de autobuses en el oeste de la localidad de Hama, capital de la provincia homónima, afirmó la agencia de noticias oficial siria, SANA.

El Observatorio elevó el número de fallecidos a 3 en ese atentado perpetrado por un suicida en una estación de autobuses en la zona de Masiaf, en el oeste de la ciudad.