•   Hamburgo, Alemania  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente estadounidense Donald Trump y el líder ruso Vladimir Putin iniciaron este viernes su primera reunión cara a cara en el marco de la cumbre del G20 en Hamburgo, comprobó la AFP.

"Es un honor reunirme con usted" le dijo Trump a Putin, a lo que éste contestó: "estoy encantado de reunirme con usted".

"Hemos hablado por teléfono pero las conversaciones no son suficientes", añadió Putin.

Donald Trump y Vladimir Putin, durante un saludo informal. EFE/ENDLos dos líderes se entrevistaron por teléfono cuatro veces desde la llegada Donald Trump a la Casa Blanca pero su es su primera entrevista cara a cara.

Trump aseguró en una pausa de la reunión, en la que se dirigió a los periodistas, que la conversación entre ambos fue "muy bien" y que espera que "cosas muy positivas" para EEUU, Rusia y todo el mundo sucedan a raíz de esta reunión.

Putin, por su parte, se mostró esperanzado de que de este encuentro salgan "resultados" y se dijo "encantado" de haberse entrevistado finalmente en persona con el presidente de EEUU.

El estadounidense agregó que confía en que los contactos al más alto nivel entre Washington y Moscú prosigan tras esta primera reunión, y Putin destacó que sólo de forma personal se pueden abordar ciertas cuestiones críticas.

Luego, Trump y Putin se estrecharon la mano por unos segundos ante las cámaras en un apretón neutro, firme pero breve, muy diferente a otros del presidente estadounidense que han dado lugar a multitud de comentarios.

Sus declaraciones a los medios se produjeron dentro de la sala donde tuvo lugar la bilateral, con ambos sentados en sendos sofás blancos, separados por una mesa con unas flores, y con la presencia tan sólo en la estancia de dos traductores, el ministro ruso de Exteriores, Serguéi Lavrov, y el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson.

Los dos líderes ya se habían saludado brevemente, con un apretón de manos y un intercambio de saludos, poco antes de que comenzase la primera sesión de trabajo con todos los jefes de Estado y Gobierno del G20.

Ante la mirada del primer ministro japonés, Shinzo Abe, y el presidente de la Comisión Europea (CE), Jean-Claude Juncker, ambos presidentes se saludaron y, posteriormente, Trump le dio una palmada amistosa en la espalda a Putin.