•   Jerusalén, Israel  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Un bebé palestino de un año y medio falleció a causa de la inhalación de gases lacrimógenos disparados por fuerzas israelíes hace dos meses durante una protesta en la localidad de Abud, cerca de la ciudad cisjordana de Ramala, informó hoy la agencia Maan.

El pasado 19 de mayo estallaron enfrentamientos entre los residentes de la localidad y el Ejército israelí, que, según la agencia de noticias, utilizó gases lacrimógenos para dispersar una protesta organizada en apoyo a la huelga de hambre masiva que protagonizaron cientos de presos palestinos en cárceles israelíes durante cuarenta días.

El niño, identificado como Abdul Rahman Barghouti, fue trasladado al hospital Hadasha de Jerusalén en estado grave, tras respirar el gas y finalmente falleció este viernes.

Consultada por Efe, una portavoz militar declinó confirmar si las fuerzas usaron gas para dispersar a los manifestantes.