•   Mosul, Irak  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Mosul, "liberada" este domingo del yugo de los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI), fue en otros tiempos muy conocida por sus muselinas y sus tesoros arqueológicos.

Último gran bastión urbano del EI en Irak, la segunda ciudad del país quedó en parte destruida tras nueve meses de combates entre el EI y las fuerzas iraquíes.

Comercio, petróleo

Atravesada por el río Tigris y situada a 350 km al norte de Bagdad, Mosul es la capital de la provincia de Nínive (norte), rica en petróleo.

Ciudad mayoritariamente sunita en una región con predominancia kurda, tradicionalmente contaba con numerosas minorías (kurdos, turcomanos, chiitas, cristianos...).

Mosul, un histórico cruce comercial entre Turquía, Siria y el resto de Irak, era muy conocida por sus finos tejidos de algodón, las muselinas, sus sitios y monumentos antiguos y también por sus parques, antes de convertirse en un terreno de violencia diaria tras la invasión estadounidense de Irak en marzo de 2003.

La invasión desembocó en la caída del régimen del dictador Sadam Husein.

Laboratorio

Último feudo del partido Baas de Sadam Husein, la ciudad se convirtió después en una plaza fuerte de la red yihadista Al Qaida.

El 10 de junio de 2014, en el segundo día de su fulgurante ofensiva en Irak, los yihadistas del "Estado Islámico de Irak y del Levante" (EIIL) se apoderan de Mosul, que en ese momento cuenta con dos millones de habitantes, aprovechándose de una desbandada del ejército iraquí.

El 29 de junio, el EIIL dirigido por Abu Bakr Al Baghdadi proclama un "califato" en los territorios conquistados en Irak y en la vecina Siria, y cambia de nombre, para convertirse en "Estado Islámico" (EI). El 5 de julio, Baghdadi aparece por primera vez en un video, durante una oración en la gran mezquita de Mosul.

Los yihadistas harán de esta ciudad un laboratorio de su administración: deciden allí los programas escolares, los horarios de apertura de las tiendas, los atuendos vestimentarios. Se prohíbe la venta y el consumo de alcohol y tabaco.

Decenas de miles de habitantes han huido, principalmente la mayoría de los casi 35.000 cristianos, confrontados a un ultimátum del EI: o se convierten al islam o bien pagan una tasa especial o abandonan la ciudad, so pena de ser ejecutados.

Destrucciones del patrimonio

A partir de julio de 2014, el EI ataca los mausoleos chiitas y santuarios, que suelen estar muy ricamente decorados. El grupo dinamitó la mezquita que albergaba la tumba del profeta Jonás (Nabi Yunés). El 19 de junio de 2017, destruye la emblemática mezquita Al Nuri, donde apareció Baghdadi, y su minarete inclinado del siglo XII.

En el museo de Mosul, el más importante de Irak después del de Bagdad, queman libros y manuscritos antiguos y destruyen tesoros preislámicos, como los famosos toros alados asirios con rostro humano, que datan de varios siglos antes del cristianismo.

Historia tormentosa

Situada frente a las ruinas de la antigua Nínive, en la Alta Mesopotamia, Mosul fue conquistada por los árabes en 641.

Se convierte en el principal polo comercial de la región a causa de su situación, en el cruce de las rutas de caravanas entre Siria y Persia, y alcanza su apogeo en el siglo XII.

Conquistada y saqueada por los mongoles (1262), pasa después a estar bajo dominación persa y, luego, otomana.

En 1918, Gran Bretaña anexa esta región petrolera a Irak (bajo mandato británico), mientras que Francia preveía unirla a Siria, bajo mandato francés. Turquía protesta pero la Sociedad de Naciones confirma la anexión en 1925.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus