•   Caracas, Venezuela  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Un sector del chavismo crítico con el presidente Nicolás Maduro expresó ayer su apoyo a la consulta convocada para el próximo domingo por el Parlamento para que los venezolanos se pronuncien sobre el proceso Constituyente activado por el Gobierno, pero pidió cambiar las preguntas.

“Que no nos gusta la redacción de la pregunta, sí; no obstante, ambos estamos rechazando la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) y la derogatoria por la vía de hecho de una Constitución que todos hemos aprobado”, dijo la exdefensora del pueblo Gabriela Ramírez, durante una rueda de prensa.

“Estamos apoyando el rechazo a la ANC que están convocando los sectores opositores”, añadió.

Ramírez estuvo acompañada de los diputados chavistas Germán Ferrer, esposo de la fiscal general, Luisa Ortega Díaz; y Eustoquio Contreras; y del politólogo Nicmer Evans, dirigente de Marea Socialista, una organización chavista que se distanció del oficialismo tras la muerte de Hugo Chávez y la llegada a la presidencia de Nicolás Maduro.

El próximo domingo se celebrará un proceso de consulta independiente del Poder Electoral, para preguntar a los venezolanos si están de acuerdo con la elección de la Asamblea Nacional Constituyente convocada por el presidente Nicolás Maduro para el próximo 30 de julio.

Se consultará además sobre si reclaman que la Fuerza Armada Nacional defienda la Constitución vigente y respalde al Parlamento, actualmente controlado por la oposición.

Una tercera pregunta, pide decidir si se aprueba la renovación de los Poderes Públicos, la realización de elecciones libres y la conformación de un Gobierno de unidad nacional.

Riesgos

Evans explicó que ese sector del chavismo considera que la primera pregunta debe ser modificada y las dos últimas deben ser suprimidas porque conducen a un camino “muy peligroso”.

A su juicio, estas conducen a la posibilidad de una “profundización de la ruptura del orden constitucional” y “eso debe ser modificado”.

Ramírez también negó los argumentos de funcionarios del Gobierno, entre ellos el propio Maduro, que sostienen que esa consulta es “ilegal”. En este sentido, indicó que “el pueblo puede ser convocado por líderes o puede autoconvocarse cuando así lo desee”.

“Nuestra Constitución es clarísima y amplia, la Constitución habla de que las asamblea son vinculantes, que los cabildos abiertos son vinculantes, no puede haber ninguna acusación o ningún freno a la soberanía popular”, dijo.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus