•   Seúl, Corea del Sur  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El Servicio Nacional de Inteligencia surcoreano (NIS) cree que el misil intercontinental lanzado recientemente por Corea del Norte no está complemente desarrollado porque el país aún no domina tecnologías clave, dijo hoy un parlamentario en Seúl.

Yi Wan-young del conservador Partido de la Libertad, que forma parte del comité parlamentario de inteligencia, dijo hoy en rueda de prensa que los máximos responsables del NIS dan por hecho que el proyectil norcoreano aún no puede reentrar correctamente en la atmósfera y que carece además de sistemas de guiado.

Estos dos sistemas son básicos para que un misil intercontinental pueda golpear el blanco escogido.

"Teniendo en cuenta que Corea del Norte no tiene instalaciones de prueba (para testar la tecnología de reentrada), el NIS cree que no ha logrado aún dominar esta tecnología", dijo Yi en declaraciones recogidas por la agencia Yonhap.

El parlamentario añadió que el dominio pleno de este sistema suele ser necesario antes de poder desarrollar los elementos electrónicos de guiado del misil, que son los que permiten variar su trayectoria para dar en el blanco.

Corea del Norte ha asegurado que su misil intercontinental (ICBM por sus siglas en inglés) lanzado el pasado 4 de julio es capaz de "golpear cualquier parte del mundo", algo que Yi calificó hoy de "alarde sin fundamento".

Pyongyang también afirmó que el proyectil puede transportar una cabeza nuclear, algo que ponen en duda varios expertos, que creen que el país aún no es capaz de miniaturizar bombas atómicas.

El ejército surcoreano sí ha reconocido en cambio la capacidad que parece tener el misil para recorrer entre 7.000 y 8.000 kilómetros, suficiente para alcanzar Estados Unidos, algo que en todo caso supone un importante avance para Pyongyang.

Según explicaron también los funcionarios del NIS a Yi, el servicio de inteligencia de Seúl estima que el lanzamiento de Corea del Norte se produjo en aparente protesta por la cumbre que mantuvieron apenas tres días antes en Washington los presidentes surcoreano y estadounidense, Moon Jae-in y Donald Trump.

Por otra parte, el parlamentario señaló que por el momento el NIS no ha detectado movimientos en la base norcoreana de pruebas nucleares de Punggye-ri (noreste del país) que hagan pensar en un test atómico inminente por parte del régimen de Kim Jong-un.