•   Venezuela  |
  •  |
  •  |

La oposición venezolana espera que el próximo domingo voten 14 de los 20 millones de electores que tiene el país, en la consulta que el antichavismo ha convocado al margen del Poder Electoral sobre la aceptación o rechazo a la Asamblea Nacional Constituyente que impulsa el Gobierno.

Con el respaldo institucional del parlamento, donde tiene mayoría absoluta, la coalición opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD) instalará un total de 1,933 centros de votación y prevé que en el proceso participen “al menos 14 millones de personas”, dijo el dirigente Negal Morales.

Según precisó Morales, los votantes —a los que se preguntará también si piden a los militares que defiendan la Constitución

vigente y sobre la convocatoria de nuevas elecciones— también podrán sufragar el domingo “en 78 ciudades del mundo, tengan el pasaporte vencido o no”.

El subsecretario del partido antigubernamental Acción Democrática admitió que únicamente se apelará a la “conciencia cívica” de cada elector para que sufrague solamente una vez y hagan valer la máxima de “un elector, un voto”.

“Las personas no tendrán un centro de votación específico, ya que podrán ejercer su derecho en el lugar de su preferencia”, y si bien ello “pudiera generar votos dobles, forma parte de la conciencia cívica no hacerlo”, insistió Morales en declaraciones al canal privado venezolano Globovisión.

También confirmó que el mismo domingo se conocerán los resultados de la consulta, que no cuenta con el aval del Consejo Nacional Electoral de Venezuela (CNE), y que tras el escrutinio “se quemarán los cuadernos” electorales “con la intención de preservar la seguridad de quienes participen”.

La presidenta del CNE, Tibisay Lucena, confirmó el lunes pasado que de manera paralela a la iniciativa opositora el mismo domingo se realizará “un simulacro de las elecciones de la asamblea constituyente” que impulsa el presidente Nicolás Maduro.

Diputados extranjeros

El parlamento anunció que ha invitado a personalidades y parlamentarios extranjeros a que se desplacen al país caribeño el próximo domingo y sigan como observadores la consulta convocada por la oposición para que el pueblo rechace el proceso constituyente.

Las invitaciones, a “más de 12 personalidades y parlamentarios de otros países”, fueron emitidas por el diputado opositor en esta cámara de mayoría antichavista Williams Dávila, quien es también presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales del Parlamento regional del Mercado Común del Sur (Parlasur).

Mientras que Lilian Tintori, esposa del político venezolano Leopoldo López, llamó a sus compatriotas a votar en masa. “Este 16 de julio todos los venezolanos, en ríos y mares de millones de voluntades, digámosle al régimen que se le acabó el tiempo de opresión, de injusticias, de engaños y de tanta corrupción”, dijo Tintori en un acto con otros familiares de opositores presos y de muertos en las protestas en el país.

Fiscalía en ofensiva

La fiscal general de Venezuela, Luisa Ortega, dijo en una entrevista con un medio argentino que no tiene “miedo”, aunque su detención se produjera hoy y señaló que sería “anticonstitucional”, en el marco del proceso de enjuiciamiento que puede separarla del cargo.

En diálogo con Radio con Vos, Ortega aseguró que si el Gobierno no la cesa de su cargo su intención es continuar hasta 2021, año que finaliza su mandato.

Para la procuradora, la institución que puede encargarse de destituirla de su cargo es la Asamblea General de Venezuela.

“Ya la Asamblea General fue  declarada en desacato para imposibilitarle el ejercicio de sus funciones a través de la sentencia del Tribunal Supremo de Justicia, y este procedimiento que están adelantando en mi contra también es fraudulento”, destacó.

La fiscal venezolana reconoció comulgar con los “postulados humanistas” del expresidente Hugo Chávez (1999-2013) y su “vocación por los derechos humanos” y agregó que nunca antes en Venezuela se había “violado” como ahora los derechos humanos.

“Yo hice un juramento ante la Constitución de cumplirla”, indicó antes de señalar que “desconoce” si hoy van a destituirla de su cargo en los “antejuicios” que se están celebrando en su contra, en los que para ella “puede pasar cualquier cosa” y de los que dijo son “ilegítimos”.