•   Bruselas  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La Comisión de Asuntos Exteriores del Parlamento Europeo (PE) aprobó un informe de propia iniciativa que pide reforzar la cooperación económica, política y social de la Unión Europea con Latinoamérica y el Caribe.

En el texto, del que fue ponente el eurodiputado español Javi López (PSOE) se establece que la UE debe reforzar sus relaciones con esos “socios claves” con los que comparte valores, intereses y objetivos políticos.

Además, los eurodiputados subrayan la necesidad de fortalecer la cooperación mutua para hacer frente a los retos globales como la erradicación de la pobreza, la consolidación de la paz y la seguridad, o la lucha contra el cambio climático.

colaborar en defensa

También consideraron que la colaboración en defensa y seguridad debe reforzarse mediante coordinación policial y militar, “prestando especial atención al intercambio de información”, dice el texto.

Asimismo instan a mejorar la cooperación en materia medioambiental, un ámbito de interés común, con especial énfasis en la transición energética y el proceso de descarbonización.

Por otro lado, piden acelerar las negociaciones en curso para un Acuerdo de Asociación UE-Mercosur, con vistas a lograr “una colaboración amplia, equilibrada y beneficiosa para ambas partes”.

Por último, reclaman a la UE y los países de Latinoamérica y el Caribe luchar contra la corrupción mediante medidas que van desde la prevención hasta la aplicación efectiva de las leyes y la persecución penal.

Según López, tras el voto, ”la llegada de (el presidente de EE. UU., Donald) Trump a la Casa Blanca o la salida del Reino Unido de la UE ha dado un giro al escenario internacional que puede dar a la UE la oportunidad de convertirse en un socio estratégico”.

“Debemos construir nuestra agenda sobre objetivos comunes como el multilateralismo y sociedades abiertas; lucha contra el cambio climático y defensa del Acuerdo de París; compromiso con la igualdad de género; la erradicación de la pobreza, la consolidación de la paz y la seguridad; poner fin al narcotráfico y al terrorismo o la voluntad de lograr un crecimiento inclusivo y frenar los efectos de la crisis financiera”, declaró.

El informe, que se aprobó por 56 votos a favor, 7 en contra y 2 abstenciones, será sometido a la votación del pleno en la sesión de septiembre en Estrasburgo.

Crimen transnacional

La Unión Europea (UE) también inició la primera reunión de puntos focales del Programa de Asistencia contra el Crimen Transnacional en San José, Costa Rica, un proyecto mediante el que espera “combatir el crimen organizado en conjunto con 18 países de América Latina”, según detalló el Gobierno del país centroamericano.

Al respecto, el Ministerio de Seguridad Pública costarricense informó que se trata de un encuentro internacional de tres días, en el que también se buscarán alianzas para la colaboración en problemas como el crimen cibernético y la corrupción policial.

Al respecto, el codirector del programa por parte de la UE, Xavier Cousquer, detalló que este estará orientado a “la demanda”, por lo que corresponderá a cada país latinoamericano “definir en lo que quiere trabajar” de la mano con su comunidad.

Por su parte, la viceministra de Seguridad costarricense, Bernardita Marín, explicó que la reunión servirá para “definir cuáles son esas líneas de cooperación en las que la UE estaría colaborando”, para lo que cada país se basará en “temas generales”.

En total, en Costa Rica se encuentran delegaciones de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Cuba, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela y del propio país anfitrión, las cuales trabajan bajo la tutela de España y Francia, y con el patrocinio de Italia y Portugal.

Esta iniciativa se enmarca dentro de las relaciones bilaterales entre la UE y la Comunidad de Estados de América Latina y el Caribe (Celac), agrupaciones internacionales que tendrán su III Cumbre de Jefes de Estado y de Gobierno a finales de octubre en El Salvador.